Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sports Made In Usa escriba una noticia?

Análisis draft NBA 2014 (del 1 al 15)

02/06/2015 18:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Primera parte de esta evaluación de pasado draft de la NBA una vez terminada la temporada regular. Veamos si las elecciones han sido acertadas o no, y si podemos evaluarlo a un año pasado solo.

1. Andrew Wiggins

El número uno del draft de 2014 vio frustrado su sueño de compartir vestuario junto a LeBron James para verse incluido en el traspaso de Kevin Love a los Cavs. Se marchó, junto a Anthony Bennett, a los Minnesota Timberwolves, un equipo joven donde crecer como jugador sin presiones y con mucha libertad para hacerse con el liderazgo, y cumplió con creces. Disputó los 82 partidos de la temporada, manteniéndose en pista 36, 2 minutos por noche, con medias de 16, 9 puntos, 4, 6 rebotes y 2, 1 asistencias. Todo esto le ha valido para hacerse con el Premio al Rookie del Año llevándose 110 de los 130 votos, y el primer extranjero en llevárselo desde Pau Gasol en 2015. También disputó el Rising Star Challenge donde fue nombrado MVP gracias a sus 22 puntos, y ha sido elegido para el quinteto ideal de novatos del año 2014-15. No podía empezar mejor su carrera profesional.

2. Jabari Parker

Jabari Parker presentó sus credenciales para ser elegido en la primera posición del draft 2014, pero Wiggins se lo llevó, conformándose el alero, que estudió en Duke, con el segundo puesto y ser adquirido por los Bucks. En noviembre sería nombrado Novato del Mes en el Este, dejando buenas sensaciones y adquiriendo importancia en las rotaciones de la franquicia. Desgraciadamente, el 15 de diciembre sufriría una lesión en la rodilla izquierda ante los Phoenix Suns, por lo que tendría que operarse y decir adiós al resto de la temporada tras haber disputado únicamente 25 encuentros, con promedios de 12, 3 puntos, 5, 5 rebotes y 1, 7 asistencias. En Milwaukee tendrán que esperar hasta el año que viene para seguir viendo sus progresos.

3. Joel Embiid

El pívot camerunés consiguió el tercer puesto del draft por el que los Philadelphia 76ers se hacían con sus servicios. No pudo debutar porque tendría que ser operado por una fractura por estrés en el pie en junio que le haría perderse, en principio, entre 4 y 6 meses de competición. No ha llegado a saltar a la pista este año por precaución. Tiene un gran potencial, llegando a promediar en su etapa en Kansas 11, 2 puntos, 8 rebotes y 2, 6 tapones, un auténtico muro defensivo que se espera que marque una época en la Liga.

4. Aaron Gordon

El ala pívot llegaba a Orlando Magic desde la Universidad de Arizona con el sobrenombre de "el nuevo Blake Griffin", gracias a sus buenas condiciones físicas, sobre todo en los tableros. En noviembre se lesionó uno de los pies y no pudo volver a jugar hasta enero. En lo que ha jugado ha dejado buenas sensaciones, pero tiene que mejorar en el aspecto defensivo y en su agresividad en la zona. En los 47 encuentros que ha disputado, ha conseguido medias de 5, 2 puntos y 3, 6 rebotes en 17 minutos sobre la pista por noche. Curioso es que de las 93 canastas que ha conseguido anotar en total, 22 hayan sido mediante un mate. Veremos si mejora sus habilidades este verano.

5. Dante Exumimage

Dante Exum

Este base australiano se presentaba al draft como un completo desconocido, pero sería seleccionado en la quinta posición por los Utah Jazz, a pesar de su juventud (18 años). Con 1, 98 de altura y brazos largos, es el prototipo de jugador moderno que hoy en día se requiere con mayor frecuencia, con grandes capacidades atléticas y una sorprendente calidad en defensa. Jugó los 82 partidos de la temporada, haciéndose con el puesto de titular. Las cifras no habrán sido las adecuadas, pero está en continuo crecimiento y se han depositado en él y en las otras jóvenes promesas del vestuario. Sus guarismos son de 4, 8 puntos, 1, 6 rebotes y 2, 4 asistencias.

6. Marcus Smart

En Boston se estaba viviendo una reconstrucción, pero aún con Rajon Rondo en la plantilla como principal estrella. A pesar de su presencia, los Celtics prefirieron seleccionar al base Marcus Smart en la sexta posición del draft, seguramente para presionar la salida de "RJ9? o para darle minutos de descanso. Rajon Rondo acabaría marchándose a Dallas y Smart se haría con la titularidad, saliendo al principio en 38 de los 67 partidos que llegó a disputar, con medias de 7, 8 puntos, 3, 3 rebotes y 3, 1 asistencias, pero las cifras engañan, ya que verle defender es un espectáculo. Aunque en ataque anda aún algo atascado, con porcentajes de tiro del 41% en lanzamientos de dos puntos, un 33, 5% en triples y un 64, 6% en tiros libres, cifras a mejorar. Desde la llegada de Isaiah Thomas pasó a un segundo plano y al puesto de escolta. De los 10 primeros seleccionados es el único que ha disputado los Playoffs, donde los Celtics cayeron ante los Cavaliers en cuatro encuentros, con Smart rozando los 10 puntos y 3 rebotes de media. Ha sido seleccionado en el segundo quinteto ideal de novatos de la temporada.

7. Julius Randle

Si hay algo con lo que sueña cualquiera es con llegar a la NBA para jugar con los Lakers y que sus fans te vean como el futuro de la franquicia. Julius Randle, séptimo en el draft, cumplió ese sueño. Las expectativas eran altas, ya sea por su increíble movilidad en la zona para su altura (2, 06 metros), ya sea por su determinación en defensa. Aún le falta explosividad, fuerza y lectura del juego, pero en Los Ángeles ya se le veía como la salvación. Para tristeza de todos, en el primer encuentro de la temporada tan solo llevaba 14 minutos en pista cuando se fracturó el pie derecho, diciendo adiós a la temporada y aplazando el sueño de los aficionados de verle jugar. Solo le daría tiempo a tirar 3 veces y anotar 2 puntos, además de fallar dos tiros libres, provocar una falta y perder un balón.

image

Justin Randle

8. Nik Stauskas

Stauskas llegaba a los Sacramento Kings con un gran curriculum y la fama de ser un excelente y demoledor tirador desde la larga distancia, pero débil físicamente y en defensa. En los Kings no ha llegado a jugar lo que quería, estando en pista 15, 4 minutos por encuentro, promediando 4, 4, puntos, 1, 2 rebotes y 0, 9 asistencias, además de no convencer todavía en cuanto al tiro, con un acierto del 40, 8% en tiros de 2 puntos y un 32, 2% en triples. Hasta la franquicia pensó en traspasarlo a los Lakers en el mercado de invierno a cambio de Jordan Hill para reforzar el juego interior de los Kings, pero no llegó a efectuarse el movimiento. No se sabe lo que pasará con él este verano, pero haga lo que haga, se espera que siga mejorando y creciendo dentro de la NBA.

9. Noah Vonleh

Este ala pívot procedente de la Universidad de Indiana ha pasado prácticamente desapercibido en su primera campaña con los Charlotte Hornets, participando únicamente en 25 encuentros con 3, 3 puntos, 3, 4 rebotes y 0, 4 rebotes de media en solo 10, 4 minutos por partido. Solamente a final de temporada, cuando perdieron sus opciones de alcanzar los Playoffs, consiguió minutos dentro de la rotación, terminando con 16 puntos y 12 rebotes en la derrota contra Detroit. Su escasa participación se debe a que no consiguió entrar en una rotación de jugadores interiores un tanto amplia, con Al Jefferson a la cabeza y otros como Cody Zeller, Marvin Williams o Bismack Biyombo, que tienen los minutos muy repartidos. El año que viene veremos si la franquicia de Jordan le concede al joven ala pívot más protagonismo. Hasta ahora ha dejado vestigios de su potencia física, siendo un gran atleta con un sólido rebote ofensivo, buenos movimientos de espaldas al aro y una defensa aceptable, aunque debe hacer más tapones y ser más agresivo.

10. Elfrid Payton

La segunda gran promesa de los Magic en su lenta reconstrucción ha dejado muy buenas sensaciones en su primer año, entrando en el primer quinteto ideal de novatos y consiguiendo 8, 9 puntos, 4, 3 rebotes, 6, 5 asistencias y 1, 7 robos por partido, llegando a disputar los 82 de la temporada (63 de titular) estando 30, 4 minutos de media. Payton es un base de 1, 94 que destaca principalmente por su capacidad atlética y su altura para la posición, lo que le permite hacer penetraciones hasta la canasta, donde saca muchas faltas que le conducen a la línea de tiros libres. También es un gran defensor, combinando altura, agilidad y explosión, además de mucha intensidad y dedicación, con muchos robos y algunos tapones. Su principal debilidad es su acierto de cara a la canasta, sobre todo en tiros de tres puntos, donde su eficacia es del 26, 2%de acierto, mientras que en tiros de dos puntos sube hasta el 43, 5%, pero tiene que mejorar desde los tiros libres, donde tiene un 55, 1%. Su llegada a los Magic de Payton ha traído estabilidad a la franquicia y un ritmo de ataque elevado de transiciones rápidas que se realizan en un abrir y cerrar de ojos. Además, Payton ha liberado a Victor Oladipo de tener que llevar la batuta del equipo, pasando a su posición habitual, la de escolta, ya que aún sufre problemas en el manejo de balón que provocaban muchas pérdidas al equipo.

11. Doug McDermott

La llegada de Doug McDermott a la NBA era de las más esperadas esta temporada. El alero prefirió cursar los cuatro años de Universidad en Creighton a los mandos de su padre y entrenador antes de dar el salto y presentarse al draft. McDermott se convirtió en el quinto máximo anotador de la historia de la NCAA, por lo que podemos comprobar que su punto más fuerte es la anotación, casi desde cualquier sitio y con una rápida mecánica de tiro, además de poder aportar en otros aspectos como el rebote, pero debe mejorar en defensa y su juego de pies para evitar ser taponado cuando tira, además de en el número de asistencias que da. También debe mejorar físicamente. Todo esto no se ha podido ver apenas en los Chicago Bulls, el equipo que le drafteó, que solamente le ha permitido jugar 36 encuentros con 8, 9 minutos de media en pista, siendo su máxima anotación de 16 puntos contra los Pacers. En total, ha acabado la temporada con 3 puntos y 1, 2 rebotes de media. Thibodeau no le ha metido en la rotación ante el gran rendimiento de Butler y Mirotic, que ocupan la misma posición que el alero de Dakota del Norte. Además, se lesionó de la rodilla, por lo que estuvo alejado de las canchas durante diciembre y parte de enero. El año que viene, si encuentra un hueco en la rotación y le dan minutos, podremos ver las cualidades que le han hecho llegar a la NBA y que le han dado fama. Butler pedirá el máximo este verano, y si los Bulls se niegan McDermott tendrá su soñada oportunidad, además en un equipo competitivo.

12. Dario Saric

El croata ha decidido aplazar su salto a la NBA tras fichar dos años por el Anadolu Efes en el verano de 2014 y ha promediado 9, 9 puntos, 6, 4 rebotes y 2, 3 asistencias esta campaña. Fue seleccionado en la duodécima posición por los Magic, pero sería traspasado a los Sixers a cambio de Elfrid Payton. Para quien no sepa sobre Saric, se trata de un ala pívot de 2, 08 de altura y 100 kilos que sorprende por su buen manejo de balón, propio de los jugadores altos europeos, que le permite driblar y liderar contraataques, además de mucha inteligencia y visión de juegos. Debe mejorar su tiro exterior o dejar de intentarlo y asegurar puntos fáciles en la zona, donde tiene potencial. A partir de 2016 sabremos su futuro.

image

Dario Saric

13. Zach LaVine

Los Timberwolves presentaron este año un equipo jovencísimo formado por futuras promesas de la NBA y que han sido capitaneadas por Wiggins, pero, aparte de Ricky Rubio, el otro llamativo año ha sido el de Zach LaVine. Tras el canadiense, es el que más partidos ha disputado (77), supliendo la baja de Rubio en el puesto de base y dirigiendo el juego de los de Minnesota, pero con escasos minutos para lo mucho que le necesitaban. Ha presentado una gran irregularidad en ese aspecto, pudiendo pasar de permanecer en pista 26 minutos a 11 en el siguiente encuentro. Solo a final de campaña se mantuvo constante en torno a los 40. Las cifras se han quedado en 10, 1 puntos, 2, 8 rebotes y 3, 6 asistencias. Puede llegar a ser un gran anotador en la Liga, consiguiendo anotar 37 puntos ante los Warriors. Se ayuda, sobre todo, de su capacidad de salto, que le ha permitido incluso ganar el Concurso de Mates del All Star este año, aunque necesita mejorar en el lanzamiento desde la media y larga distancia, donde está por debajo del 35% de acierto. Curiosamente, las cifras de LaVine se asemejan en gran medida a las que consiguió Kobe Bryant en su primera campaña, en 1996, y todos sabemos lo que vino después, por lo que las expectativas sobre su futuro son muy altas. Y Minnesota es la franquicia ideal para crecer sin presión y hacerse un sitio en la NBA.

14. T. J. Warren

Este alero se presentó al draft tras promediar 24, 9 puntos y 7 rebotes en la Universidad de Carolina del Norte, justo lo que les faltaba a los Suns para dar un paso más hacia la élite de la NBA. Pero ante la cantidad de jugadores que ocupan su posición, no ha disfrutado de muchos minutos, jugando solamente 40 partidos, con 15, 4 minutos de media. Entre finales de enero y principios de febrero estuvo participando en varios partidos con los Bakersfield Jam, afiliado de los Suns en la NBA D-League. El entrenador deseaba tenerle en activo mientras daba minutos a Goodwin y Bullock, donde superó los 20 puntos de promedio. Su mejor partido en la NBA fue ante Minnesota, consiguiendo 17 puntos y 5 rebotes, además de la victoria. En total, ha promediado 6, 1 puntos y 2, 1 rebotes. Si quiere minutos, tendrá que lucharlos contra una plantilla plagada de jugadores que pueden jugar tanto de aleros como de ala pívots, o incluso escoltas. Ya se verá.

15. Adreian Payne

Un ala pívot con la altura perfecta para el puesto, una fuerza descomunal y potencia pura era el perfecto jugador que los Hawks necesitaban para dar minutos de descanso a Millsap y a Al Horford. Pero la cosano cuajó, y Payne solamente jugaría 3 partidos con la franquicia de Atlanta antes de ser traspasado a los Timberwolves en febrero a cambio de una primera ronda del draft, con quien terminaría la temporada disputando 29 encuentros, 22 de ellos ya como titular. Con una presencia testimonial en los Hawks, sus números ascendieron a los 7, 2 puntos y 5, 4 rebotes tras el traspaso, permaneciendo en cancha 24, 8 minutos por encuentro. Aún debe anotar más puntos, y cometer menos faltas, además de deber aportar más tapones y robos en defensa. Cuando Ricky vuelva, en perfectas condiciones, le llegarán muchos más balones y su producción en ataque aumentará, pero debe de luchar por el puesto con Garnett (si no se retira), Bennett y Pekovic.


Sobre esta noticia

Autor:
Sports Made In Usa (1364 noticias)
Fuente:
feedproxy.google.com
Visitas:
1787
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.