Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

El banco central es socialismo

22/03/2020 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

imageLa semana pasada, la Reserva Federal respondió al pánico del coronavirus de Wall Street con un recorte «de emergencia» de los tipos de interés. Este recorte de emergencia no logró revivir el mercado de valores, lo que llevó a las predicciones de que la Reserva Federal volverá a recortar los tipos finales de este mes.

Más recortes en los tipos harían que los tipos de interés se acercaran, o incluso estuvieran por debajo de cero. Bajar los tipos de interés castiga a la gente por ahorrar, animando así a los consumidores y a las empresas a gastar cada céntimo que ganan. Esto puede dar a la economía un impulso a corto plazo, pero inhibe el crecimiento económico a largo plazo al agotar los ahorros necesarios para las inversiones en empresas y puestos de trabajo. El resultado de esta política será una mayor presión sobre la Reserva Federal para que mantenga indefinidamente los tipos de interés bajos y sobre el Congreso y el Presidente para que creen otra explosión de gasto de «estímulo» del gobierno.

El presidente de la Reserva Federal de Boston, Eric Rosengren, ha sugerido que el Congreso permita a la Reserva Federal añadir los activos de las empresas privadas a la ya amplia hoja de balance de la Reserva Federal. Permitir que el banco central compre activos de, y por lo tanto asuma un interés de propiedad parcial en, las empresas privadas le daría a la Reserva Federal una influencia aún mayor sobre la economía. También podría permitir que la Reserva Federal impulsara un programa político, por ejemplo, favoreciendo la inversión en empresas de «energía verde» frente a otras empresas o negándose a comprar activos de minoristas que venden armas de fuego o productos de tabaco.

La propuesta del Sr. Rosengren de permitir que el banco central «invierta» en empresas privadas parece algo que uno escucharía de socialistas democráticos como el senador Bernie Sanders. Esto no es sorprendente, ya que todo el sistema de la Reserva Federal es un ejemplo de libro de texto del socialismo.

La esencia de la economía socialista es la asignación de recursos por parte de los gobiernos, ya sea mediante el control directo de los «medios de producción» o mediante la fijación de los precios que pueden cobrar las empresas. La manipulación de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal es un intento de fijar el precio del dinero. Los intentos de la Reserva Federal de fijar los tipos de interés distorsionan las señales enviadas por los tipos a los inversionistas y a los negocios. Esto resulta en un boom creado por la Reserva Federal, que es inevitablemente seguido por una caída creada por la Reserva Federal.

Las élites económicas se benefician cuando la Reserva Federal inyecta nuevo dinero en la economía, porque tienen acceso al dinero creado antes de que se produzca un aumento generalizado de los precios. Los tipos de interés artificialmente bajos también facilitan el crecimiento del estado de bienestar.

Las políticas inflacionarias de la Reserva Federal dañan al americano promedio al erosionar el poder adquisitivo del dólar. Esto obliga a los consumidores a depender de las tarjetas de crédito y otras formas de deuda para mantener su nivel de vida. Muchos estadounidenses no pueden pagar sus propios hogares porque están cargados con deudas de préstamos estudiantiles que pueden incluso exceder sus ingresos.

Desde los rescates de 2008, ha habido una creciente comprensión de que el sistema actual está amañado a favor de las élites y en contra del americano medio. Desafortunadamente, la confusión popular de nuestro sistema de neoliberalismo keynesiano con una economía de libre mercado, combinado con una mentalidad de derecho generalizada, ha llevado a muchos estadounidenses a apoyar el creciente control gubernamental de nuestra economía.

La clave para vencer el creciente apoyo al socialismo tanto en la izquierda como en la derecha es ayudar a más gente a entender que el gran gobierno y la banca central son la causa de sus problemas y que los mercados libres en todas las áreas ?y especialmente en el dinero? son la solución. Es importante que el movimiento de libertad presione al Congreso para que recorte el gasto y frene o, mejor aún, acabe con la Reserva Federal.

Reimpreso con permiso.

Fuente.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (2069 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
3108
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.