Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Miseshis escriba una noticia?

Los bancos centrales se dirigen hacia una economía global zombi y estancada

1
- +
18/04/2019 02:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Las inyecciones de liquidez y las políticas de tasa de interés cero disfrazan el riesgo y pueden dar una falsa sensación de seguridad. Este riesgo no podría ser más evidente hoy. No solo hemos visto grandes rebajas en las estimaciones de crecimiento de consenso y las expectativas de los bancos centrales sobre el PIB y la inflación, los indicadores principales también apuntan a una economía mucho más débil en el futuro.

Hay similitudes con el 2008 que no debemos ignorar.

  • Un estímulo masivo de China infla activos y productos de riesgo.
  • Los pobres datos de macro y ganancias son ignorados por los mercados, asumiendo que todo mejorará en la segunda mitad del año.
  • Las curvas de rendimiento se invierten. 15 economías ahora tienen rendimientos a 30 años más bajos que las tasas de interés de la LIBOR.
  • La cifra de deuda de rendimiento negativo se eleva a $ 11 billones.
  • La represión financiera está en niveles máximos de todos los tiempos, mientras que los indicadores principales apuntan a un riesgo creciente de recesión.

En el primer trimestre de 2019, las acciones han agregado $ 9, 3 billones en capitalización de mercado, los bonos han ganado casi $ 2 billones en valor. Mientras tanto, el índice de indicadores principales de Conference Board ha caído en picado para las principales economías. El Índice del Citi Economic Surprise también ha caído, especialmente en marzo, a pesar de un pequeño repunte en la zona euro a principios de año. El crecimiento del comercio mundial, los pedidos de equipos de maquinaria y los índices de fabricación siguen siendo bajos ... mientras que la deuda se dispara a otro nivel récord de $ 244 billones según el Banco de Pagos Internacionales y el IIF.

La diferencia con la crisis de Asia o la de 2008 es que esta vez el exceso de riesgo se oculta en los balances de los bancos centrales y continuará haciéndolo.

Entonces, si el riesgo está oculto bajo una alfombra de crecimiento de la oferta de dinero perenne, ¿Por qué deberíamos preocuparnos? Debido a que no es probable que el final del juego sea una explosión al estilo de 2008, sino una zombificación lenta, dolorosa e imparable de la economía global. A medida que aumenta la evidencia de estancamiento, los gobiernos se ponen más nerviosos. ¿Qué hacen? ¿Parar la locura monetaria? ¿Permitir que los sectores de alta productividad prosperen? ¿Promover el desapalancamiento y la inversión prudente? No. Más elefantes blancos, gastos masivos e improductivos a expensas de contribuyentes y ahorradores en lo que probablemente será otra transferencia masiva de riqueza de salarios y ahorradores a gobiernos con nombres elegantes.

Los inversores se ven forzados a adquirir activos más riesgosos para obtener menores rendimientos y se agiliza el desplazamiento de los sectores productivos en favor de los sectores subsidiados por el gobierno y los medios, se reduce la velocidad del dinero, se colapsa el crecimiento de la productividad y los principales economistas elogian la locura de represión financiera con la excusa de que inflación», mientras que los ciudadanos de todo el mundo se quejan y se manifiestan, con razón, contra el aumento del costo de la vida. Intensificar la represión financiera bajo la excusa de «no hay inflación» es el mantra más ridículo de todos. Es como correr un auto a toda velocidad por una carretera bajo la premisa de que «aún no nos hemos estrellado».

Muchos economistas defienden la zombificación de las economías bajo una premisa social falsa. El argumento es el siguiente: ¿Qué tiene de malo seguir el ejemplo de Japón? Tiene bajo desempleo, su deuda es barata y la economía sobrevive bastante bien. Es un contrato social y la deuda no importa.

Todo está mal con este argumento. El bajo desempleo de Japón no tiene nada que ver con la política monetaria y fiscal y todo lo relacionado con la demografía y la falta de inmigración. El bajo costo de la deuda de Japón no es una bendición. Es el resultado de utilizar los ahorros de los ciudadanos para perpetuar un esquema casi Ponzi que no impide que el país gaste más del 20% de su presupuesto en gastos por intereses. La idea de que es irrelevante porque el Tesoro compra más bonos nos dice cuán locos estamos defendiendo tales políticas. Es una política masiva tipo «patea la lata» que transfiere el riesgo a las próximas generaciones. No es de extrañar que los ciudadanos japoneses no gasten o inviertan tanto como sus planificadores centrales también los desearían. No son estúpidos. Saben que el Estado confiscará la riqueza a través de medios monetarios y fiscales en algún momento. Esta máquina de endeudamiento sin fin hace que la economía sea menos dinámica y el estancamiento está garantizado. Pero la fortaleza del yen y el bajo costo de la deuda japonesa solo están respaldados por el alto nivel de reservas internacionales y los fuertes flujos financieros del país. Japón mantiene sus desequilibrios porque es uno de los pocos que ha emprendido esta política concertada de zombificación. Esto no se puede transferir al resto del mundo, porque el resultado no sería un estancamiento al estilo japonés sino una cadena de crisis al estilo argentino.

El hecho de que Japón haya sobrevivido a dos décadas de estancamiento con las políticas keynesianas equivocadas no debería ser una excusa para hacer lo mismo, sino una oportunidad para hacer lo contrario.

La idea de que la flexibilización cuantitativa no ha logrado estimular el crecimiento y la recuperación saludable de la economía mundial es correcta. La idea de que los errores de la flexibilización cuantitativa se resuelven mediante la impresión de moneda y el hecho de que el gobierno se quede fuera de la economía productiva es simplemente ridícula. Usted no corrige errores con un error más grande.

El artículo original se encuentra aquí.


Sobre esta noticia

Autor:
Miseshis (1259 noticias)
Fuente:
miseshispano.org
Visitas:
30
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.