Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Fútbol escriba una noticia?

Baño de multitudes del Real Madrid tras ganar 'la Décima'

25/05/2014 05:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Los jugadores del Real Madrid festejaron con decenas de miles de aficionados en el centro de Madrid la victoria 4-1 ante el Atlético en la final de la Liga de Campeones, que dio a los blancos su décima Copa de Europa.

El equipo merengue llegó sobre las 06h00 a la plaza de Cibeles, habitual lugar de celebración de los blancos, hacia donde se abalanzaron los hinchas desde el estadio Santiago Bernabéu y distintos puntos de la capital en cuanto sonó el pitido final del encuentro, más de seis horas antes.

Entre los gritos de sus aficionados, que acompañaron el autobús descubierto en el que se trasladaron, los jugadores se subieron a la pasarela montada alrededor de la fuente de la diosa, saltando y agitando banderas de España y del Real Madrid. "¡Sí, sí, sí, la Décima ya está aquí!", gritó el equipo, coreado por todo el público.

El defensa sevillano Sergio Ramos y el capitán mostoleño Iker Casillas llevaron el trofeo hasta la diosa Cibeles, a la que el primero anudó una bandera del Real Madrid alrededor del cuello.

El Madrid acudió a la plaza pese a que ya se había superado la hora límite de las 04h30 de la madrugada impuesta por la Junta Electoral Central para finalizar la fiesta por tratarse de una jornada de elecciones europeas.

La celebración con el equipo fue la culminación de un festejo que comenzó con el pitido final del encuentro recibido con un rugido de felicidad en el estadio Santiago Bernabéu.

image

"Ya era hora de que cayera la décima. Ya llevábamos mucho tiempo esperando", dice Ángela Suárez, una estudiante de 20 años con la cara pintada de blanco. Ángela, junto a otros miles de aficionados blancos, abandonaron el estadio para acudir a la plaza de Cibeles en cuanto Casillas levantó la Décima en las pantallas gigantes colocadas en el césped del Bernabéu, iniciando una peregrinación desde su estadio ocupando y bloqueando el paseo de la Castellana, la principal arteria de la capital.

Los coches atrapados en la marea humana decidieron unirse a alegría blanca haciendo sonar sus cláxones, mientras que desde algunos de ellos asomaban sus ocupantes enseñando sus bufandas blancas.

Al grito de "¡Campeones, campeones!" o entonando el "¡cómo no te voy a querer, como no te voy a querer si somos campeones de Europa por décima vez!", los hinchas blancos fueron congregándose en la plaza de Cibeles, delante del ayuntamiento de la capital. "Estuve en 2002 en la celebración de la novena así que ahora no me puedo perder esta", dice Jorge Rodríguez, un joven enfermero de 30 años. Envuelto en una bandera del Real Madrid, mientras andaba por las calles de Madrid, reconoce que "sufrí bastante durante el tiempo que fuimos perdiendo, pero cuando llegó el gol de Ramos, estaba seguro que el equipo remontaría".

Durante buena parte del encuentro, el Madrid fue perdiendo por un gol del uruguayo Diego Godín, que equilibró un cabezazo de Sergio Ramos a dos minutos del final del encuentro, antes de que Gareth Bale, Marcelo y Cristiano Ronaldo remataran en la prórroga al Atlético, que buscaba su primera Copa de Europa.

"Es un palo muy grande. Estábamos a dos minutos de ser campeones de Europa", dijo David Montero, un estudiante de ingeniería de 23 años, con ojos húmedos de lágrimas y vestido con la camiseta rojiblanca. "Es muy duro perder así porque lo teníamos tan cerca y la afición estaba muy ilusionada, pero tuvimos una muy buena temporada y podemos estar orgullosos", afirmó Aitor Ramos, un empleado de banca de 44 años y aficionado colchonero de toda la vida.

Como él, decenas de miles de aficionados rojiblancos, que no tuvieron la fortuna de poder acudir al estadio Da Luz lisboeta, habían llenado su estadio para ver en unas pantallas gigantes el partido, aunque ya desde la mañana, tanto ellos como sus rivales blancos, habían ocupado las calles de la capital española.

Ahora la fiesta sólo seguirá en el campo blanco, mientras que los rojiblancos tendrán que seguir esperando su primera Copa de Europa tras haber disputado su segunda final de la Liga de Campeones de su historia.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Fútbol (17570 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
6548
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.