Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Paz escriba una noticia?

Curiosidades del fumador

30/10/2012 15:22 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Javier Paz García Existe algo glamoroso en fumar. Las imágenes del galán hollywoodiense que bota humo por la boca luego de pronunciar alguna frase memorable o del mafioso que agarra su habano mientras dicta una sentencia de muerte son parte de nuestra cultura popular. Nos hemos criado viendo propagandas de bellas mujeres con su pucho en la mano, o al varonil vaquero de Marlboro montado en su caballo. ¡Vaya uno a saber que tiene de sensual o romántico que un galán o una mujer tengan aliento a cigarrillo!Y bueno, para un adolescente está el tema de ser grande... porque fumar no es cosa de niños, es cosa de adultos, y el que fuma, de alguna manera ha dado un paso a la adultez. Yo me salvé de convertirme en fumador, pero eso no quiere decir que no encuentre cautivante ciertos aspectos de la cultura del cigarrillo. Por ejemplo, si usted se acerca a un desconocido y le pide que le regale cincuenta centavos, éste lo va mandar a cierta parte; sin embargo a esa misma persona puede pedirle que le regale un cigarrillo, y éste – si es fumador – sacará su cajetilla y le ofrecerá uno con la mayor naturalidad. Yo no me imagino pidiendo chicles a desconocidos, pero sé que si fuera fumador, podría tranquilamente pasarme la vida fumando sin haber comprado jamás un pucho. Existe pues una solidaridad casi universal entre los fumadores, que nunca abandonan a un caído en el campo de batalla.El hecho de que haya tantos fumadores es también algo curioso, porque creo que podemos estar de acuerdo en que a nadie le gustó fumar las primeras veces que lo probó y la adicción se desarrolla muy posteriormente.Fumar también tiene su utilidad; por ejemplo, una vez alguien me dijo que pedir un cigarrillo o pedir "fuego" era la perfecta excusa para iniciar conversación con una chica. Otra característica frecuente del fumador es que puede ser respetuoso del prójimo en todo sentido, menos en cuanto a intoxicarlo con el humo del cigarrillo. No falta el amigo que se sube a tu auto o entra a tu casa y enciende un cigarrillo como si nada, sin pedirte permiso; y cuidado que le pidás que lo apague, porque es probable que se moleste. Por supuesto a esa misma persona no le gustaría que te tirés un pedo. Esto a pesar de que la flatulencia no es dañina a la salud, su olor es efímero y hasta puede ser motivo de risas, mientras que el cigarro es dañino a la salud, tiene un olor que no agrada ni al mismo fumador y se impregna en tu ropa, en tu pelo y en tu auto por bastante tiempo. Pareciera que el fumador desarrolla cierto grado de insensibilidad y cierta creencia de inmunidad, porque puede ser un caballero en todo sentido, pero en cuanto respecta al cigarrillo, puede estar rodeado de no fumadores, y aun así encender su cigarrillo sin inmutarse. Hoy existe una caza encarnizada contra el Homo Fumatericus aunque todavía no está en peligro de extinción. Fumar es restringido cada vez en más lugares y ya no es infrecuente ver a los pobres fumadores a la intemperie en pleno invierno agrupados en pequeñas manadas compartiendo unos puchos mientras se frotan las manos para calentarlas. Santa Cruz de la Sierra, 28/10/12


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Paz (262 noticias)
Fuente:
javierpaz01.blogspot.com
Visitas:
396
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.