Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Paz escriba una noticia?

No hay que darle tiempo al tirano

0
- +
10/11/2019 10:54 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando Evo asumió la presidencia el 2006, la constitución entonces vigente no permitía la reelección. El 2009 Evo logró cambiar la constitución mediante mecanismos inconstitucionales y el uso de la violencia, también causando luto y muerte para los bolivianos, todo con el propósito de lograr reelegirse. Para lograr un acuerdo político con la inocente oposición liderada por Tuto Quiroga (los parlamentarios opositores del oriente boliviano votaron que no, pero los opositores de occidente apoyaron mayoritariamente las intenciones del tirano) Evo prometió que sólo iría a una reelección, mintió. Pero más allá de su promesa, la nueva constitución que él impulsó, le impedía postularse a una tercera elección. El artículo 168 de la NCP (nueva constitución política) indica "El periodo de mandato de la Presidenta o del Presidente y de la Vicepresidenta o del Vicepresidente del Estado es de cinco años, y pueden ser reelectas o reelectos de manera continua por una sola vez." La disposición transitoria primera en su segundo inciso indica: "Los mandatos anteriores a la vigencia de esta Constitución serán tomados en cuenta a los efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones.". Es decir, según la constitución vigente, Evo no podía ser presidente en el periodo 2015-2020. Su mentira le sirvió para ganar tiempo para posteriormente con la ayuda de los miembros del entonces Tribunal Constitucional (que deben ir presos por esto), lograr postularse y ganar las elecciones del 2015 (no sabemos si con fraude). Entonces, para que lo tengamos claro, según la constitución vigente, Evo Morales ya es un presidente inconstitucional y lo es desde el 2015. El 2016 el MAS convocó a un referéndum para cambiar la constitución y permitirle postularse una vez más; perdió. Dijo que iba a respetar los resultados y que si perdía se iría a su casa, mintió. Luego el Tribunal Constitucional dictaminó que la reelección indefinida era un derecho humano, yendo en contra de la constitución que tenían la obligación de hacer respetar decía, y yendo en contra del mandato popular del pueblo expresado en el referéndum del 21F. Es decir, Evo mintió una vez más de manera descarada. Pero no termina ahí, las elecciones de octubre de 2019 estuvieron marcadas por uno de los fraudes más escandalosos de la historia de Bolivia. Nuevamente Evo intentó defraudar y engañar la voluntad popular. Esto originó la mayor movilización ciudadana en la historia de Bolivia. Poco a poco, el tirano ha ido cediendo, no por que quiera, sino porque ha ido perdiendo poder, porque la Policía se amotinó y las FF.AA. se negaron a salir a reprimir al pueblo. Si no fuera por eso, tengan por seguro que hoy habría represión y más muertos, sin que el sátrapa se sienta compungido. Hoy Evo pide diálogo. En todas las crisis en las que Evo ha pedido diálogo, ha sido para ganar tiempo y luego aplastar a la oposición. Para que exista diálogo, debe existir buena fe de las partes. Es de tontos ir a un diálogo con alguien que ha demostrado no tener una pizca de honor y que ha demostrado también que está dispuesto a matar, mentir, cometer fraude y burlar la voluntad popular para quedarse en el poder. Por cierto, Nicolás Maduro hizo lo mismo y más de una vez, llamar a diálogos auspiciados por organismos funcionales como la ONU y la OEA, para ganar tiempo, desinflar a la oposición y luego reprimirla. No cometamos la imbecilidad de darle tiempo y oxígeno al tirano. No basta con pedir nuevas elecciones. Con nuevas elecciones, con Evo siguiendo en la presidencia tendrá meses para descabezar cabezas en las FF.AA. y la Policía, rearmar sus bases, crear milicias y luego volver a hacer lo que siempre ha hecho: reprimir, mentir y defraudar para quedarse en el poder. Dejarlo ahora sería un acto de imbecilidad mayúscula. Hay que ser tajantes con la necesidad de renuncia del tirano y todos sus acólitos en la línea de sucesión y hay que crear un gobierno civil-militar. Y esto debe ser pronto, no podemos darle ni un par de días para rearmarse. Hay que exigir que los líderes cívicos y políticos pidan la renuncia inmediata de Evo y que exista un frente unido en torno a ello. Santa Cruz de la Sierra, 10/11/19 http://javierpaz01.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Paz (325 noticias)
Fuente:
javierpaz01.blogspot.com
Visitas:
1
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.