Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Ejército catalán y fuerzas de ocupación

5
- +
31/10/2019 15:52 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sin dejar de lado el debate sobre la autodeterminación y la cuestión nacional en Europa, hablemos de ciertas exageraciones por parte de los independentistas, que confunden a los nacionalistas

 

Porque hay independentistas y hay nacionalistas, el nacionalismo de los pueblos, no está reñido con su integración en Estados plurinacionales.

Fuerza de ocupación es aquella ajena a un Estado, una fuerza de carácter militar o paramilitar, que invade su territorio sin haber sido solicitada su presencia, o vulgarmente: ¿a ti quién te ha invitado a mi casa?

No estamos hablando de tratados internacionales, ni de resoluciones de la ONU, ni de ayudas militares, que se producen como consecuencia de un arbitraje o una mediación entre fuerzas enfrentas.

España ha vivido varias ocupaciones militares y ha solicitado la presencia de tropas extranjeras en su territorio a lo largo de su historia.  

En el caso de Cataluña, no es posible hablar de fuerzas de ocupación, ya que desde antiguo viene que los ejércitos que han defendido su territorio  --el territorio de Cataluña-- han sido los del soberano de turno al que se pagaba tributo, entre otras cosas para sostener esos ejércitos.

Y lo mismo que vale para Cataluña, vale para Euzkadi y para Galicia, nacionalidades que en distintas confrontaciones militares aportaron sus huestes al servicio del rey o reina de turno, si bien es cierto que en algunas ocasiones contaron fuerzas propias, lo cual constituyó una excepción, que confirma la regla.

Y fíjese si viene de antiguo, ya que Julio Cesar contó con un cuerpo de hondero baleares o una caballería Celtíbera, por no contar la guerra de independencia contra Francia, mucho más reciente, en la que participaron tropas inglesas, solicitadas por el reino de España.

En 1626, las Cortes de Cataluña se opusieron al proyecto de la Unión de Armas del Conde-Duque de Olivares el cual respondió con la suspensión de las Cortes de Cataluña.

Cataluña, a lo largo de la historia sorteó su dependencia entre las coronas de Francia y España, hasta la Guerra de los segadores (1640-1652), que trajo como consecuencia la pérdida de los territorios catalanes franceses.

Cataluña es tierra de dioses, el resto morada de los mortales

En esta oportunidad, hay que recordar que Pau Claris reclamó la presencia del ejército francés para su defensa frente a las tropas del rey de España y propuso poner el territorio catalán bajo protección y soberanía francesa, frente a una revuelta de campesinos empobrecidos por una oligarquía de nobles y ricos, que poco o nada tenía que ver con la reivindicación de derechos nacionalistas.

Así pues la Guerra dels Segadors, poco o nada tiene que ver con el nacionalismo y sí con las disputas territoriales entre Francia y España.

Baste señalar que a quien primero se hace pagar con la vida es a Dalmau de Queralt, Conde de Santa Coloma y a la sazón Virrey de Cataluña, al que se hizo responsable de la quema de iglesias, violación de mujeres y la profanación del “Santísimo Sacramento” a manos de los soldados de los tercios españoles, enviados a causa de la guerra con Francia en 1635 y que curiosamente se inicia el día de Corpus Cristi, pasando a la historia como el Corpus de Sangre.

Cataluña contó de antiguo con una peculiar forma de defensa, conocida como Somatén, que pervivió durante siglos, prueba de su efectividad como forma de complicidad entre la población y la represión, es que durante la dictadura de Primo de Rivera se intentó su aplicación en el resto del Estado español.

Fue disuelto en 1931 en tiempos de la II República, restablecido en tiempos de la dictadura de Franco, para combatir a los maquis (guerrilleros antifascistas) y es abolido en 1978 con el restablecimiento de la democracia y el Estatuto de Autonomía.

Pero hay que puntualizar que los somatenes estaban al servicio de los señores y a lo largo de su historia están salpicados por su vinculación a nobles y ricos, usado especialmente para combatir las revueltas populares y especialmente el anarquismo en su época, algo muy parecido a los paramilitares en Colombia.

En consecuencia, no hay que llamarse a engaño, en 1635 los tercios estaban en Cataluña, para defender los territorios catalanes, otra cosa es que la Generalitat o los catalanes no tuvieran claro si preferían la protección de España o una aventura con Francia, que al final les costó muy cara.

Por cierto els segadors estaban hasta la barretina de unos, de otros y de los suyos.

Cataluña parece empeñada en repetir su historia y sus errores una y otra vez, por culpa de una burguesía nacionalista que no acaba de aceptar la pluralidad de la globalización, obsesionada con reducir a Cataluña al aislamiento egipcio por deseo de los dioses inmortales.

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo  alvarez-lago  garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1282 noticias)
Visitas:
42
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.