Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lucia Aragón escriba una noticia?

Generosidad y tolerancia en la antigua China

21/01/2019 00:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Chen Xiao resolvía los problemas mediante estos principios, antes que buscar venganza o cometer malas acciones

Por: Epoch Newsroom

Life In Ancient Water Town Xitang

Pescadores transportan cormoranes mientras pescan en el río, el 23 de abril de 2005, en la ciudad de Xitang, provincia de Zhejiang, China. (Getty Images)

Chen Xiao fue un noble nacido en Shaoxing, durante la dinastía Han del Oeste (206 a.C.- 8 d.C.). De niño le encantaba salir de pesca fuera de la ciudad; un día, durante uno de sus viajes, Chen se dio cuenta de que alguien trataba de robarle el pescado que había capturado. El ladrón, sabiéndose descubierto, se escondió rápidamente en la hierba alta. Pero Chen se le acercó y le ofreció el pescado. El ladrón estaba muy avergonzado y rechazó la oferta, pero a partir de entonces nunca robó pescado en su vida.

Una noche Ji Bo, vecino de Chen Xiao, movió sigilosamente la valla que dividía las dos propiedades hacia el lado de Chen, ganando así terreno. Cuando Chen Xiao se dio cuenta, en respuesta, movió la valla otros tres metros hacia su tierra. Por la mañana, Ji Bo salió de su casa y descubrió que había ganado aún más tierra de la que había usurpado, y entendió lo que había sucedido. Estaba muy avergonzado y le entregó la tierra a Chen y, además, decidió cederle tres metros y medio más de su propia tierra a su noble vecino. El conflicto se resolvió entonces mediante la generosidad y la tolerancia.

Más sobre

Como dice un antiguo refrán: “La acumulación de resentimientos genera un círculo vicioso”. Buscar venganza o cometer malas acciones no pueden resolver los conflictos, sino que solo alimentarán el odio. Solo la bondad puede resolver los errores y los rencores, y beneficiar a todos. Estos principios son fáciles de entender, pero pueden ser difíciles de poner en práctica. Los deseos de fama e intereses personales socavan la capacidad innata de ser generoso y tolerante. Pero si dejas de lado estos deseos, redescubrirás la verdadera felicidad, algo que no tiene precio. ¿Por qué no poner en práctica la bondad?

Esta historia fue reeditada con el permiso del libro “Treasured Tales of China”, Vol. 1, para su venta en Amazon.

Artículo en inglés: Ancient Chinese Stories: Generosity and Tolerance

Traducción de Lucía Aragón

 


Sobre esta noticia

Autor:
Lucia Aragón (1225 noticias)
Visitas:
1202
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.