Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que John Miller escriba una noticia?

5 grandes poemas de Eugenio de Andrade (Portugal)

12/07/2017 12:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Eugenio de Andrade, seudónimo de José Fontinhas (1923-2005), poeta y traductor portugués ganador del Gran Premio de Poesía de Portugal en 1989 y del Premio Camões en 2001, quien empezara su carrera poética con la publicación de Adolescente (1942) y As mãos e os frutos (1948)

Contemporáneo de los movimientos neorrealista y surrealista, no acusa la influencia de los movimientos literarios de su tiempo, proponiendo una poesía elemental, cuya musicalidad sólo encuentra precedentes en la lírica medieval galaico-portuguesa. Según sus propias palabras, la pureza de su verso «es simplemente pasión por las cosas de la tierra, en su forma más ardiente y todavía no consumada».

Andrade está considerado por muchos como la voz más fértil, el poeta luso más universal después de Pessoa.

Ahora vivo más cerca del sol

Ahora vivo más cerca del sol, los amigos

no saben el camino: es bueno

ser así de nadie

en las ramas altas, hermano

del canto exento de algún ave

de paso, reflejo de un reflejo,

contemporáneo

de cualquier mirada desprevenida,

solamente este ir y venir con las mareas,

ardor hecho de olvido,

polvo dulce a la flor de la espuma,

eso apenas

Blanco en lo blanco

Haz una llave, aunque sea pequeña,

entra en la casa.

Consiente en la dulzura, ten piedad

de la materia de los sueños y de las aves.

Invoca el fuego, la claridad, la música

de los flancos.

No digas piedra, di ventana.

No seas como la sombra.

Di nombre, di niño, di estrella.

Repite las sílabas

donde la luz es feliz y se demora,

vuelve a decir: hombre, mujer, niño.

Donde la belleza es más nueva.

El amor

Estoy amándote como el frío

corta los labios.

Arrancando la raíz

a lo más diminuto de tus ríos.

Inundándote de dagas

de saliva esperma lumbre.

Estoy rodeado de agujas

tu boca más vulnerable.

Marcando en tus costados

el itinerario de la espuma.

Así es el amor: mortal y navegable.

En un lugar al sur...

Es un lugar al sur, un lugar donde

la cal

amotinada desafía el mirar.

Donde viviste. Donde a veces en sueños

vives aún. El nombre empapado de agua

te escurre en la boca.

Por caminos de cabras descendías

a la playa, el mar batía

en aquellas piedras, en estas sílabas.

Los ojos se perdían ahogados

en el fulgor

del último o del primer día

Era la perfección.

La lluvia cae en el polvo igual que el poema...

La lluvia cae en el polvo igual que en el poema

de Li Po. En el sur

los días tienen ojos grandes

y redondos; en el sur el trigo ondula,

sus crines danzan en el viento,

son la bandera

descamisada de mi embarcación;

en el sur la tierra huele a lino blanco,

a pan en la mesa,

el fulvo ardor de luz invade el agua,

cayendo sobre el polvo, leve, encendida

Igual que en el poema

(Versiones de Aníbal Núñez)


Sobre esta noticia

Autor:
John Miller (957 noticias)
Fuente:
blogdeleonbarreto.blogspot.com
Visitas:
2084
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.