Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Segismundo Uriarte escriba una noticia?

La Lactancia Materna

06/07/2015 07:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image Una madre sana no debe dudar en alimentar con su leche a su hijo o hija; existen un sin fin de ventajas que así lo aconsejan, al menos durante los tres primeros meses de la vida del bebé. La leche materna tiene una composición, en sustancias nutritivas, distintas a la de la vaca, pero precisamente la cantidad y la forma en que se encuentran estas sustancias la hacen ideal para el normal desarrollo del niño o niña.

Por otra parte, la relación afectiva entre madre e hijo se intensifica en ese íntimo contacto, y los niños se incorporan a un mundo desconocido, sintiéndose más seguros y alcanzando mejor su desarrollo psíquico. La leche de la madre es portadora de enzimas, fermentos y factores inmunizantes que facilitan la digestión, a la par que le transmiten defensas al bebé contra ciertas enfermedades infecciosas.

Como no existe manipulación alguna, los riesgos de que el bebé adquiera diarreas en la época del calor son mínimos y la leche siempre tiene la temperatura y concentración adecuadas a las necesidades del hijo.

El único inconveniente que plantea la lactancia es de tipo personal, relacionado con el nivel de paciencia de las madres (algunas abandonan a los pocos días de intentar la lactancia natural porque les parece que el niño tarda en adaptarse) y el problema de la madre trabajadora, cuya ausencia del hogar la impide lactar a su hijo.

En cualquier caso, la recomendación será una lactancia mixta, alternando los biberones con las tomas de pecho, pero nunca eliminando totalmente la lactancia natural. Hay que tener en cuenta que el bebé necesita de su madre siempre, pero es precisamente durante el primer año de vida cuando esa necesidad se hace más patente.

La madre debe ocuparse durante los primeros meses de la vida del niño, proporcionándole toda clase de atenciones y cuidados. El niño se sentirá á afectivamente mejor y su personalidad se desarrollará con normalidad. Basándonos en estos conceptos, tenemos que apoyar la lactancia materna como la forma de dedicación más absoluta, en donde el contacto físico entre la madre y el hijo complementan el contacto emocional.

No obstante, y siempre refiriéndonos a los aspectos psicológicos, la materialidad de dar el pecho al hijo, no debe angustiar a aquellas madres que, por cualquier causa no estuvieran física o mentalmente preparadas para ello. Lo importante en lo que al desarrollo emocional del niño se refiere es que la actitud de la madre transmita en el acto de alimentar a su hijo (aunque sea a través de la administración de un biberón) todo el cariño y la ternura que cabe esperar por su función de madre. El hecho de apoyar al niño muy cerca, en contacto directo con el calor de su cuerpo, entre sus brazos y mirándole con ternura, son detalles muy importantes para que éste se sienta protegido y afectivamente seguro.


Sobre esta noticia

Autor:
Segismundo Uriarte (70 noticias)
Fuente:
comunidaddigital.info
Visitas:
3732
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.