Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Paz escriba una noticia?

La nueva servidumbre

12/05/2016 05:45 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Javier Paz García Durante la época feudal, los siervos estaban amarrados a su señor feudal, trabajaban para él y no tenían la opción de buscar a otro trabajo, ni negociar sus salarios. Los siervos eran esclavos del señor feudal. La esclavitud, una institución que viene desde la antigüedad, llegó a ser practicada incluso hasta el siglo XIX. Bajo esta institución, el esclavo no era dueño de su ser. El dueño de un esclavo, como si se tratara de una posesión material, podía disponer de él totalmente; definía en qué trabajaba el esclavo y cuánto iba a pagarle por su trabajo, y el pago, por supuesto consistía solo en lecho y comida. La esclavitud y la servidumbre, al violar el principio de que todos los seres humanos tenemos el mismo derecho a nuestra libertad y nuestra vida, es una institución repudiable. La idea de que unos pueden decidir unilateralmente en qué van a trabajar y qué remuneración van a recibir otros, y estos están obligados a cumplir estos designios, viola la libertad de las personas. La abolición de la esclavitud y la servidumbre, básicamente consiste en acabar con esta imposición y permitir que los trabajadores puedan negociar sus salarios y condiciones laborales con sus empleadores, y tengan la libertad de buscar otros trabajos si no están de acuerdo; es decir, reemplaza la imposición por acuerdos voluntarios entre el empleador y el empleado, donde si alguno no está de acuerdo con las condiciones propuestas, tiene la opción de rechazar el acuerdo. En Bolivia hay una nueva servidumbre, con la diferencia de que el rol de víctimas y el de beneficiarios se ha invertido. En la esclavitud antigua, el trabajador estaba obligado a trabajar por el sueldo que su dueño determinaba y no tenía la opción de buscar otro empleador. Hoy las leyes laborales obligan a lo mismo, pero con los roles invertidos: los empleadores deben pagar a sus empleados sueldos que no son determinados de mutuo acuerdo y están prohibidos de despedirlos. Los empleadores están amarrados a sus empleados. Es una afrenta contra la libertad de las personas. Santa Cruz de la Sierra, 30/04/16


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Paz (262 noticias)
Fuente:
javierpaz01.blogspot.com
Visitas:
25
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.