Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gonzalo Sánchez Del Pozo escriba una noticia?

Manual para una huelga feminista

08/03/2019 09:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Meses de preparativos confluyen hoy en la «huelga feminista» del 8 – M, donde se han articulado cuatro grandes ejes que determinarán la jornada de movilizaciones: estudiantil, laboral, de cuidados y de consumo. No es una frase hecha eso de que «Si paramos nosotras se para el mundo»

Lejos de improvisaciones, los colectivos feministas que impulsan la huelga feminista del 8 – M, han diseñado en escenario en el cual las movilizaciones se articulan teniendo en cuenta cuatro ejes: laboral, estudiantil, de cuidados y de consumo.

Los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC. OO. apoyan la huelga feminista de este 8 – M con dos horas de paro.

El resto de las organizaciones sindicales, entre las que se encuentran CGT y CNT, entre otras, ha hecho un llamamiento a 24 horas de huelga ininterrumpida, ofreciendo servicios jurídicos a aquellas mujeres que quieran realizarla.

Desde las plataformas feministas se hace un llamamiento a que los cuidados, durante esta jornada de huelga, la realicen los hombres.

Simultáneamente, también se pretende visibilizar que, con un paro masivo, esto es, sin las mujeres, ni se puede producir ni tampoco reproducir, para de ese modo iniciar una reflexión colectiva con respecto.

Visibilizar lo evidente

Con esta huelga feminista, que tuvo un precedente el año pasado, lo que se pretende es focalizar sobre circunstancias que hacen que las mujeres no puedan alcanzar la igualdad con los hombres.

Se busca denunciar la violencia que se ejerce contra las mujeres – el año pasado hubo 35.000 condenas por violencia de género – y también «poner el foco» en la desigualdad laboral que se explicita en la «brecha salarial» o el denominado «techo de cristal».

Vertebración en cuatro ejes

El movimiento feminista que está detrás de esta convocatoria de huelga no ha dejado nada al azar.

Las movilizaciones y paros se van a efectuar articulados en cuatro ejes: estudiantil, laboral, de cuidados y de consumo, sobre todo incidiendo en ese último, ya que son muchos los productos, para uso propio o de toda la familia, que son adquiridos en exclusiva por las mujeres.

Dos semanas de preparativos

La huelga feminista que vamos a vivir hoy lleva, al menos, dos semanas preparándose y coordinándose.

De hecho, algunos colectivos han desarrollado quince días de «piquetes informativos» en los supermercados de toda la geografía hispana, para explicar a las mujeres lo que supone una huelga de consumo y pedirles que participen.

En los últimos días de enero se reunieron en Valencia medio millar de mujeres en un encuentro estatal para organizar lo que todo parece indicar que será hoy una huelga masiva por parte de las mujeres.

Con apoyo de las centrales sindicales

En el caso de los dos sindicatos mayoritarios, CC. OO. y UGT, se han organizado dos horas de paro por cada turno de trabajo, por lo que cada trabajadora, o también sus compañeros hombres que se sumen al paro, tendrán que parar o bien de 12:00 a 14:00 horas o bien de 16:00 a 18:00 horas.

En el caso de aquellas, y aquellos, trabajadores que se adhieran a la huelga y que trabajan en turno de noche, el paro se realizará en las dos primeras horas del turno.

Otros sindicatos de menor implantación, como es el caso de CNT, CGT y la Intersindical, han llamado a una huelga de 24 horas.

Una huelga perfectamente legal

Los dos tipos de paros están legalmente registrados, esto es, cualquier persona con una relación laboral puede secundar o bien los paros de dos horas por turno o bien la huelga ininterrumpida de 24 horas.

Además, para secundar los paros no es necesario estar afiliado a ningún sindicato, ni tampoco es necesario que exista ningún tipo de representación sindical en el centro de trabajo.

Independientemente del tipo de huelga que reconozca el comité de empresa de la organización donde se trabaje, la trabajadora o trabajador puede optar por la convocatoria de huelga que más le convenza.

Los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CC. OO. apoyan la huelga feminista de este 8 – M con dos horas de paro

Consecuencias de los paros

Sin embargo, y también como algo que está previsto en las leyes, la trabajadora o el trabajador que opte por secundar el paro, verán como se le descuenta, proporcionalmente, parte de su sueldo y sus cotizaciones a la Seguridad Social.

Otro derecho que asiste a las y los trabajadores, es no tener que avisar con antelación a la empresa de que va a realizar el paro. Exigir a los trabajadores que informen antes de realizar la huelga es ilegal.

Sin embargo, en determinados sectores, fundamentalmente aquellos de servicio público, la empresa puede dictar unos servicios mínimos que los trabajadores están obligados a cumplir quieran o no.

En el caso de los autónomos, si este no tiene trabajadores a cargo, y aunque a esa categoría laboral no se le reconoce el derecho de huelga, es muy libre de secundarla.

En el caso de que el autónomo tenga un negocio y personal a cargo, la decisión que adopte condicionará el paro, o no, de las personas que tiene a su cargo.

Una huelga global

Aunque en un principio esta huelga feminista está hecha por y para mujeres, desde las convocantes se llama al paro a todos los trabajadores, independientemente de su género y situación laboral.

Como ya hemos explicado, el movimiento feminista ha articulado la jornada de huelga conforme a cuatro ejes: estudiantil, laboral, de cuidados y de consumo.

Lo que se pretende, al tocar esos cuatro «palos», es que la sociedad en su conjunto realice una reflexión del papel primordial que tienen las mujeres en muchos, en casi todos, los ámbitos.

También se pretende la reflexión colectiva sobre algo que es más que un eslogan: Si nosotras paramos se para el mundo.

Especial importancia va a tener la «huelga de cuidados», ya que una abrumadora mayoría de las personas que se dedican a ese amplio concepto que se llaman cuidados, son del género femenino.

Se llama a una huelga en la cual las mujeres, al menos por un día, no cuidarán a sus familiares, no llevarán a sus hijos al colegio, no laven, no planchen y no hagan la comida.

Con la necesaria colaboración de los hombres

Desde el movimiento feminista, se llama a que colaboren, encargándose, a menos por un día, de las labores que habitualmente desempeñan las mujeres.

Las convocantes de la huelga también han llamado a crear los «puntos de cuidado», una suerte de guarderías establecidas en las ciudades para que los hijos pequeños y familiares mayores estén atendidos mientras sus cuidadoras participan en las movilizaciones.

También «huelga de consumo»

Este año, las movilizaciones feministas del 8 – M adquieren un cariz especial, ya que uno de los ejes que se pretende trabajar en este día de movilización es la denominada «huelga de consumo».

De lo que se trataría es de dejar de comprar en este día cosas que son de todo punto de vista innecesarias, lo que también articula, o pretende articular, es estrategias alternativas de consumo, para lograr que el mismo sea ambientalmente más justo.

Como objetivo a largo plazo, todas estas movilizaciones teñidas de color lila lo que buscan es provocar una reflexión sobre el sistema económico en el que vivimos y de qué manera afecta a las mujeres.

Fuente: el diario


Sobre esta noticia

Autor:
Gonzalo Sánchez Del Pozo (197 noticias)
Visitas:
2841
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Empresas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.