Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Marxismo, utilizado como un falso positivo en países llamados progresistas. -

03/03/2020 12:28 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Venezuela, una incógnita para el marxismo mundial, ¿ Vamos hacia el Caudillismo, con organismos represores, uno más?

Asidero

Venezuela, como América Latina siguen adversa a los empresarios y pequeños agricultores a pesar del acuerdo económico con Lorenzo Mendoza en referencia a Empresas Polar, que sigue aumentando los precios de una manera exorbitante ante la incapacidad del Estado Bolivariano de Venezuela en competir con productividad y desarrollo. Es que se viene violentando las normas sanitarias, regulación y calidad sanitaria para certificar nuestros productos y como herramienta colocarlos para exportación. Esto implica inversiones en adecuaciones físicas y reconversiones tecnológicas y por eso, a través de la línea de crédito, buscar dar herramientas asequibles para que inviertan en estos aspectos y fortalecer nuestras industrias.

 

En esto, se involucra a la fabricación de productos farmacéuticos, substancias químicas, medicinales y productos botánicos de uso farmacéutico. Tendríamos que ver, los perfiles de cada laboratorio venezolano para certificarlos y las líneas de rédito y compensación disponibles entre las cooperativas y entidades financieras.

 

El gran inconveniente hoy, son los enlaces de algunas industrias de congraciarse con el marxismo que en un pasado tuvo un protagonismo con la aplicación en Latinoamérica, sobre todo en los dos últimos siglos, de la Teología de La Liberación, desde que fue creada la URSS, quien logró ubicarse en el Continente Sureño en plena Cuenca del Caribe bajo la presidencia del comandante Fidel Alejandro Castro Ruz, (1926- 2016), en la mayor de las Antillas, Cuba. Para fomentar políticas hacia el campo agrícola y medicinas de alta definición tecnológica. Pero, las contradicciones y carencia estratégica de una verdadera política de Estado llevaron todo al traste y se levantaron civiles y sacerdotes como Sergio Mendes Arceo de México y Hélder Cámara del Brasil. Por otra vertiente surgieron hombres útiles como Camilo Torres, Colombia, Leonardo Boff y Frei Betto también por el Brasil, Gustavo Gutiérrez en el Perú, sin olvidar a Miguel de Escoto y Ernesto Cardenal en Nicaragua. Pero, las traiciones se hicieron presentes junto al afán de riquezas que destruyeron viejos sueños y la Compañía de Jesús, a su vez, creo en Colombia el Centro de investigaciones y educación popular, CINEP, con tendencia izquierdista y que en su proceso de ajustes para fomentar la industria farmacéutica y agrícola fue infiltrada por fetiches humanos que decidieron pasar del socialismo a un capitalismo social, tal como paso con el feudalismo al capitalismo.

 

Esto, asusto a muchos pobladores ante la duda e incertidumbre en la voluntad del hombre y, por arte de magia en un punto de la historia apareció Eduardo Bernstein, líder de los trabajadores en la Segunda Internacional del siglo XIX, quien desde esa época se mofaba de los comunistas, por sus posturas supersticiosas, como sí la historia fuese una repetición mecánica. Es exótico que la curía siempre esta presente en los procesos históricos y políticos de un país con su historial bibliográfico y con la avanzada e influencia de la Teología de La Liberación, mantener una doctrina viva como memoria histórica para aplanar a los pueblos autóctonos y levantarlos en contra de sí mismos, tal como ocurrió en Bolivia y el Perú, ahora acontece en Venezuela.

Hay una verdad y se esta compilando y felicito a Vladimir Putin por ser un presidente serio, junto a Donald Trump en arreciar sus contextos políticos hacia un pensamiento común, tal como era la ilusión del presidente Chávez Frías, en formar criterios mediante Asambleas populares y una gran conclusión, el genero debe procrear en una asimetría perfecta y las religiones deben proscribirse, causan malestar al Estado en su desarrollo futuro, no hablo del pasado, soy referente al presente.

La Doctrina Social de la Iglesia nada tiene que ver con la Teología de la Liberación, y a pesar de la manipulación marxista, el cristianismo católico después de 2000 años sigue su peregrinación atalayando el signo de los tiempos, para no caer en la trampa del enemigo y con la esperanza que da el señor Jesús cuando afirma: “Y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”.

 

El Evangelio es Bíblico y constituye una verdad y realidad persistente.

 

Ahora hay víctimas, motivan a los jóvenes sin vanguardia y estrategias a pelear en las calles a una muerte segura por el neonazismo y fascismo y nadie esta blindado y, esto origina una posición mediática y una visión multilateral del conflicto. Ahora, todo es una atmósfera política tras la banda presidencial, sin interés del pueblo, por lo tanto, estamos frente a una estigmatización farisea y una puja por la verdad, una narrativa engañosa donde la violación de los Derechos Humanos por partidos de la izquierda es normal, es un grito que se debe hacer, un sesgo para apoderarse de la economía y enriquecerse a costa de lo dependiente en las fábricas chinas, que necesitan de la materia prima latina para sus manufacturas. El futuro de los fármacos y del gas natural es sombrío y los compradores chinos del cobre chileno y nigeriano siempre suspenden sus pedidos, por el desbalance del dólar y la conflictividad que se refleja en el cruce de los océanos y el descongelamiento de los árticos que origina un gran oleaje y los barcos y vapores vienen sobrecargados de esas materias primas.

Ernesto Cardenal, más allá de su poesía, debe darse a conocer su pensamiento y talento, la otra cara de la Iglesia Romántica y burda, feroz y sangrienta

 

El PMI (siglas de Purchasing Managers’ Índex), el mejor indicador de la situación económica coyuntural construido con las respuestas de los empresarios, muestra cómo en febrero decayó la actividad de la economía china. En el sector manufacturero el indicador pasó de 50 en enero a 35, 7 en el mes siguiente. En el resto de la economía la caída es aún más dramática, pasando el PMI de 54, 1 a 29, 8, explicada por la pérdida de dinamismo de la construcción (de 59, 9 a 26, 6) y los servicios que cayeron 30 puntos. Los resultados del PMI chino, los primeros conocidos después del comienzo de la crisis, marcan ya las evaluaciones del tamaño del choque económico ligado a esta epidemia. Se estima que el crecimiento económico chino de este año, fijado en un 5, 5 %, podría reducirse al 4 % al final de este primer trimestre, el índice más bajo desde 1992. Así mismo, diversos analistas predicen que el crecimiento mundial anual en este primer trimestre oscilaría entre el 1 y 1, 2 %, arrastrado a la baja por la desaceleración de China.

La expansión del coronavirus también llevó a la baja al precio internacional del petróleo y de otras materias primas. Las refinerías chinas que anticiparon una contracción de la demanda interna redujeron su producción y sus requerimientos de crudo.

La semana pasada se produjo una segunda vuelta de los efectos económicos del coronavirus. En ese período, las bolsas mundiales borraron la integralidad de las ganancias de seis meses. El motivo fue la expansión del coronavirus por fuera de China, con nodos importantes de contagiados en Italia e Irán. Que el coronavirus afecte lo financiero además de lo real (industria, petróleo) significa un efecto negativo mayor. Los inversionistas prefieren resguardarse frente al riesgo.

 

En Latinoamérica, pese a la transformación social y económica desde la posguerra asociada al proceso de urbanización, el coeficiente de Gini después de impuestos, que mide la desigualdad, es muy alto, la informalidad cobija a casi la mitad de la población, y el crecimiento económico hoy es muy modesto. En general, los países de la región abrieron sus economías a finales de los años ochenta y principios de los 90 a raíz de la crisis de la deuda de los gobiernos centrales, y abandonaron la protección a la producción nacional y sustitución de importaciones que había impulsado la Conferencia Económica para América Latina de Naciones Unidas, sin el ordenamiento apropiado.

Los países andinos pretendieron integración comercial sin unidad política en los años 70, mediante acuerdos preferenciales; no aprovecharon lo modesto de sus diferencias culturales comparadas con las existentes entre los países de la Comunidad Económica Europea. Tampoco impulsaron la provisión de infraestructura para facilitar el comercio. Hoy hay diferencias notables entre ellos en seguridad social, lo que inhibe la libre movilidad del trabajo, pero todos enfrentan evidentes deficiencias de procesos públicos básicos, cuya atención es inaplazable. La integración con instituciones públicas de mejor diseño traería unidad fiscal y monetaria, con salvedades pertinentes para la distribución de los recursos del subsuelo, y la ampliación del ámbito laboral, natural porque no habría barreras de lenguaje. Lo anterior, complementado con políticas educativas mucho mejores y consolidación de los recursos dedicados a investigación, desarrollo e innovación, permitiría crecimiento más rápido, con economía más diversa y más valor agregado. Hoy se enfrentan precios volátiles de productos primarios, y el petróleo es determinante para Venezuela y Colombia. En un ámbito integrado la moneda sería más estable y habría espacio para un mayor número de subsectores, lo cual favorecería el establecimiento de política industrial apropiada en cada ciudad región, con miras a participar en la economía globalizada. Con un sector público menos improductivo, la tasa de crecimiento sería más alta, la distribución del ingreso mejoraría, y la protección necesaria sería menor.

Pero, Venezuela creo el Petro, olvidando al pueblo, una moneda virtual que constituye la gran mentira de quienes controlan o buscan controlar la economía, a sabiendas que deben colocar más dólares en el mercado y encarecer los precios y garantizarle los alimentos óptimos a una minoría que se limita al doce (12%) por ciento de la población ¿Temen o no tienen razón Putin y Trump? Solo debemos analizar.

* Escrito por Emiro Vera Suárez, Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

La dialéctica de Marx Carlos, el viejo dueño de hilanderias junto a sus padres se convirtió en un inadecuado precepto conceptual de analisis y reflexión teórica

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1480 noticias)
Visitas:
3803
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.