Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sicker escriba una noticia?

Medios de comunicación, informad bien

22/08/2015 09:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Crítica a la información que transmite la prensa

Como creo que muchas veces es mejor poner un ejemplo para ilustrar un tema que dejar el contexto a la imaginación de cada cual, nos situaremos hace solo dos días, cuando, en el telediario de Antena 3, se habló del conocido accidente del caza que acabó con la vida de once personas. Cualquiera podría decir que es una noticia en la que poca interpretación cabe, y en la que sería completamente ridículo un intento de darle alguna connotación, y estaría en lo cierto, porque la cosa no va por ahí. Hoy no vamos a hablar de cuando en una noticia se cuela información falsa, o se manipula, sino de cuando, directamente, se informa mal.

En un momento de la emisión del informe sobre el accidente, la persona encargada de leer los datos de los cuales se deseaba informar a la población pronunció una frase bastante curiosa: "murieron once personas, todas en el caza en el momento del accidente". Puede que no sean las palabras exactas, pero la fórmula fue muy similar. Como mucha gente sabrá, y, si no, es fácil de explicar, en un caza normalmente va una sola persona o, como mucho, dos. Solo se necesita un piloto. Evidentemente, jamás encontraremos a once personas a bordo de un caza. En este caso, eran dos los tripulantes del vehículo. El resto murieron porque, desafortunadamente, la máquina se precipitó sobre un hangar.

¿Es verdaderamente un problema que se equivoquen en estos asuntos? Pues hay dos lecturas, como en todo. La primera dice que no, que es un detalle poco relevante y que nadie se acordará de ello cuando saque sus propias conclusiones sobre la noticia, la cual, seguramente, olvidará a las pocas horas. La segunda dice que sí, y esta es en la que me voy a centrar, pues, a su vez, se desdobla en dos motivos fundamentales, si bien habría muchos más.

En primer lugar, que una información, sea la que sea, se cuente mal en un medio de comunicación de la importancia de Antena 3, resulta patético. Que no se nos olvide que el grupo A3Media tiene a muchas personas trabajando para poder ofrecer la mejor cobertura a cada noticia. No es culpa del presentador o presentadora el hecho de que el documento que se le dé a leer sea incorrecto, pero el proceso que lleva el escrito sí que debería ser revisado. Parece mentira que en una cadena tan grande nadie sepa cuántos tripulantes puede albergar un caza. Pese a ello, el segundo motivo tiene mucho más peso, y es que se trata de una verdad incontestable.

¿Qué nos hace fiarnos de las grandes cadenas? El hecho mismo de que son grandes. Antena 3 vive de que es poderosa, de que su contenido es costoso y de calidad, de su inversión en publicidad y, al final, de que la gente considera que es fiable a la hora de informarse. Su telediario tiene prestigio por ello. El peligro, al final, lo corremos los propios usuarios, que hemos conferido a un nombre la autoridad de informarnos de forma permanente, sin replantearnos si siempre va a ser igual de conveniente tomarlo como referencia. Es un arma de doble filo, porque cada fallo que cometan puede tener consecuencias catastróficas.

Más sobre

¿Os imagináis el poder que tienen ahora mismo Telecinco o Antena 3 de cara a destrozar la vida de una persona, lo que podría provocar una acusación falsa, un error en la interpretación de las palabras de un político, una mala transcripción de lo que alguien quiso decir, un dato incorrecto o incompleto sobre alguien o cualquier información equivocada que se nos pueda ocurrir? El problema de los grandes medios es que todo lo que nos cuentan se queda grabado a fuego en nuestra memoria, nos cuesta mucho dudar de sus palabras. Sin ir más lejos, unas pequeñas diferencias de matiz pueden llevar, incluso, a otras personalidades a cometer errores garrafales.

Sin ir más lejos, recuerdo, por reciente y por penoso, el caso de Carolina Punset, de Ciudadanos, quien dijo que la inmersión lingüística en valenciano era volver a la aldea. Esa afirmación, que constituye una crítica a un modelo educativo, fue convertida en un titular bestial por los medios de comunicación: "el valenciano es volver a la aldea", lo que provocó críticas gravísimas a la propia Carolina y un desgaste descomunal a la imagen de Ciudadanos en la Comunidad Valenciana, del que van a tardar mucho tiempo en recuperarse. La gente olvida los errores si conviene, pero los ataques personales se quedan grabados a fuego en nuestra memoria, y esa tergiversación, a Ciudadanos y a la propia Carolina, les puede costar en el futuro votos e, incluso, el puesto a esta última.

Los medios de comunicación son poderosos, y deben ser poderosos, ahora y siempre, pero no deben ser pretenciosos ni sensacionalistas. Hay datos incorrectos e interpretaciones ligeramente variadas que pueden hacer muchísimo daño, así que hoy no me toca pedir que haya grandes profesionales al cargo de informar, ni tratar de poner en valor a un determinado periodista, porque, para eso, ya habrá otro momento. Solo voy a pedir, en este artículo, que se tenga cuidado, desde la prensa, con las afirmaciones vertidas. Tienen una gran responsabilidad, pueden ensalzar o triturar a alguien con solo ponerlo en portada. Ese poder debe ser usado con cautela y justicia. Hagan el favor de informar bien.

¿TE HA GUSTADO ESTE ARTÍCULO?

En caso de que así haya sido, entra en http://sicker.es para leer más sobre mí. Soy un escritor joven y para mí significa mucho que me des una oportunidad. En la web tienes enlaces a mis redes sociales. Sígueme en ellas para mantenerte informado.


Sobre esta noticia

Autor:
Sicker (9 noticias)
Visitas:
1112
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.