Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rodrigo Oyarzun G escriba una noticia?

Mujer; divinidad postergada

18/03/2016 17:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La tiranía patriarcal, ha socavado los cimientos de una sociedad que se derrumba, de la mano con las mitologías que han discriminado a la mujer, haciéndonos creer, en una supuesta inferioridad femenina, amparada en los designios de un Dios inventado por mentes primitivas

 

 Ser de vientre fecundo, protagonista de fabulas vanas,

Absurdas mitologías de serpientes y manzanas, creadas por  los mismos,

que algún día habitaron tus entrañas, y que hoy las subyugan,

coartando tu libre albedrio, en nombre de valores y tradiciones cristalizadas,

en creencias basales, que han alzado esta utopía de igualdad social,

reflejo tragicómico del mundo embustero, que hoy te acoge como diosa,

artífice de esta nueva humanidad.

 

Criatura postergada, trabajadora incansable,

de jornadas extensas, desvelos de madre abnegada,

asalariada discriminada, por su género y condición desigual,

hoy algo hastiada y decepcionada, irrumpes exigiendo los derechos,

usurpados por los mismos  que engañaron, por miedo a perecer,

ante el  caudal  creativo,  que emerge de ti… ¡oh mujer!

 

Amante, amiga, madre; sostén inconsciente de una sociedad,

que irónicamente,  criaste con la ideología machista,

que ha ultrajado, postergado y castigado las diferencias,

que  hoy decidida,  te empeñas en mostrar,

con orgullo y conciencia, de quien se siente  parte activa,

del auge de una nueva era, que comienza a devolver la dignidad robada,

por  aquel invento,  algo rebuscado,

del pecado original.

 

Mas,  te pido ignorar las acciones causadas,

moralistas caducos,  que aun pretenden legislar,  restrigiendo ,

derechos que nacen de tu sagrada condición,  que hoy fortalece,

la causa que te consagra, y que algún día  reinara con justicia,

en un mundo violento; decadencia masculina,

que solapadamente exige tu auge; ¡oh mujer!

Diosa del nuevo mundo, que se asoma sin prisa,

con la convicción de los ciclos,  que devolverán al fin,

tu sagrada divinidad.


Sobre esta noticia

Autor:
Rodrigo Oyarzun G (39 noticias)
Visitas:
4570
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.