Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Occidente debe recomponer su relación con el indio Modi, rechazado hasta ahora

19/05/2014 04:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

La victoria de Narendra Modi en las elecciones legislativas de India pone en una posición delicada a los líderes occidentales, que durante años evitaron al nacionalista hindú pero que no pueden darle la espalda a un socio clave como Nueva Delhi.

Con Barack Obama al frente, los occidentales felicitaron y enviaron invitaciones días atrás al ganador de las elecciones indias, subrayando los intereses comunes con la mayor democracia del mundo.

Ellos mismos, poco tiempo atrás, trataban al futuro primer ministro Modi como un paria, desde los disturbios entre hindúes y musulmanes, que en 2002 ensangrentaron el estado de Gujarat. Más de 1.000 personas murieron entonces y Modi, que dirigía Gujarat desde 2001, fue acusado de haber incitado a la violencia.

Los responsables estadounidenses "dolorosamente son conscientes del hecho de que tienen una gran desventaja porque no tienen ninguna relación con Modi y no lo conocen verdaderamente", señala Milan Vaishnav, del Carnegie Endowment for International Peace. "Tratarán de remediarlo lo antes posible", agrega.

A medida que la victoria del partido Bharatiya Janata Party (BJP) se hacía más probable, Estados Unidos se apresuró a corregir su actitud: la embajadora en el país, Nancy Powell, se encontró con el hindú en febrero y el departamento de Estado aseguró que no tendrá ningún problema para entrar en territorio estadounidense, después de que las autoridades le hubieran negado en 2005 el visado.

Antes de las elecciones, los embajadores de Gran Bretaña y Francia también se encontraron con Modi.

Un cable diplomático estadounidense confidencial de 2005, filtrado por WikiLeaks, advertía de que un BJP dirigido por Modi sería "más anti-estadounidense y menos cooperativo con Estados Unidos".

De hecho, las relaciones entre ambos países fueron particularmente complejas la última vez que el partido nacionalista hindú estuvo al frente de India, con Atal Behari Vajpayee, entre 1998 y 2004.

- "Aprender a conocerse" -

image
Más sobre

Modi, que tiene poca experiencia en el área internacional y no mucha fluidez para el inglés -al contrario de Manmohan Singh, a quien sucederá- se pronunció recientemente a favor de relaciones internacionales fundadas en los intereses más que en los individuos. Este comentario permite a los diplomáticos estadounidenses pensar que no guardará resentimientos.

Alyssa Ayres, exfuncionaria del departamento de Estado especializada en Asia del Sur y hoy miembro de la organización Council on Foreign Relations, considera que la prioridad que Modi ha dado a la economía le da una imagen de "pragmático". No obstante, reconoce que "durante un tiempo, mucha gente se preguntará cómo gobernará, si lo hará (con la premisa) 'los hindúes primero' o gobernará como un campeón de la diversidad india".

Boicoteado por las potencias occidentales, Modi ha visitado a menudo a los vecinos asiáticos de India y está obsesionado con la idea de alcanzar China. Su primera visita como mandatario podría ser a Japón, dirigido por Shinzo Abe, un nacionalista que -tal como él- alcanzó una victoria aplastante con un discurso centrado en la economía.

Esta orientación no debería desagradar a Estados Unidos, que aplica una estrategia de reequilibrio hacia el continente asiático, donde muchos países están preocupados por la emergencia de China.

"Los intereses estadounidenses e indios tienden a alinearse", juzga Vikram Singh, vecepresidente del Center for American Progress. "Los dos países quieren una región estable, en paz, y quieren trabajar juntos en las amenazas comunes, como el terrorismo", explica.

Las relaciones entre Washington y Nueva Delhi se complicaron recientemente con el arresto en diciembre de una diplomática india en Nueva York.

Modi, además, debe generar vínculos personales con los dirigentes extranjeros, para lo que tendrá una oportunidad en la Asamblea General de la ONU en septiembre.

"Habrá un período durante el cual hará falta aprender a conocerse", resume Milan Vaishnav.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1203
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.