Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Montondecosas escriba una noticia?

ParÍs Era Una Fiesta

30/10/2018 07:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

París es mi ciudad favorita del mundo. Creo que hay pocos lugares que me reconforten más que sus calles, sus cafés y sus luminosas plazas. Hace unas semanas volvimos, como prometimos, y me ha parecido el mejor momento para leer y saborear 'París era una fiesta', el clásico de Hemingway, su libro más personal.

"Eres mía y todo París es mío y yo soy de este cuaderno y este lápiz."

Portada 'París era una fiesta'

'París era una fiesta' es el diario de vida de un escritor afincado en parís. A través de sus palabras el lector conocerá cómo fueron los años en los que iba a escribir a las cafeterías para empaparse del verdadero ambiente parisino y del buen vino con el que entraba en calor. Hemingway acerca al lector una ciudad que ya por entonces era inmensa y maravillosa, con su gente, sus librerías, sus restaurantes, sus monumentos...

El autor escribe en primera persona este relato que teje con sus propias vivencias y pensamientos. Así nos presenta a Sylvia Beach, que regentó la famosa librería Shakespeare and Company y en la que cobijó a los grandes autores de la Generación Perdida como el propio Hemingway, Ezra Pound o Francis Scott Fitzgerald, además de a Gertrude Stein y James Joyce.

Este libro no es una novela, aunque los hechos que se narren sean tan fantásticos que querríamos estar viviendo en los felices años 20 de París. Por la ribera del Sena o en la plaza de Saint Michel uno se podía encontrar a los escritores ya mencionados o a pintores, o a artistas, o a bohemios que hacían del arte y de la cultura su modo de vida.

Me ha gustado el lenguaje mundano y accesible que Hemingway utiliza. Tiene un estilo que puede ser malsonante, pero que permite que el lector se acerque más a ese día a día en la capital francesa y que pueda participar del vicio y de las juergas que predominaba en un sector de la sociedad de la época.

Para mí, lo mejor de 'París era una fiesta' han sido los capítulos en los que Hemingway escribe sobre su relación de amistad con Francis Scott Fitzgerald, otro miembro de la Generación Perdida que vivió en París después de la guerra. En estas páginas vemos a Fitzgerald bajo la personal mirada de Hemingway como una persona peculiar y marcada por la enfermedad mental de su esposa Zelda. Es uno de los pasajes más divertidos y conmovedores del libro: el viaje que hicieron por Lyon sin encontrarse, sus borracheras, sus particulares regañinas... Dos de los grandes personajes del siglo XX en una de las mejores ciudades del siglo XX, aunque finalmente su amistad se deteriorara.

'París era una fiesta' es viajar a otra época, con hombres y mujeres que hicieron del mundo un lugar mejor gracias a sus escritos, sus pinturas, sus canciones o su forma de ver la vida. Gracias a que se dedicaron por completo al arte y a la cultura, a pesar del hambre y la miseria con la que muchos de ellos tuvieron que convivir, puede que este mundo sea un poco mejor. Solo un poco. Ellos eran luz y este libro es luz.

Valoración Goodreads: ????


Sobre esta noticia

Autor:
Montondecosas (240 noticias)
Fuente:
unmontondecosasquecontar.blogspot.com
Visitas:
1398
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.