×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×

América Cisneros Y Diana CanoMiembro desde: 03/11/19

América Cisneros Y Diana Cano
0
Posición en el Ranking
0
Usuarios seguidores
Sus noticias
RSS
  • Visitas
    2.337
  • Publicadas
    1
  • Puntos
    0
Veces compartidas
1
¡Consigue las insignias!
Trimestrales
Recientes
Visitas a noticias
19/07/2021

Por: América Cisneros y Diana Cano

Por: América Cisneros y Diana Cano

Resumen

Se aborda el contenido de las Normas Internacionales de Auditoría 550 y 560 con la finalidad de proporcionar al lector la información suficiente para conocer los objetivos y responsabilidades del auditor en cuanto al diseño e implementación de los procedimientos para tratar las partes relacionadas y los hechos posteriores en una auditoría de estados financieros.

Palabras clave

Auditor, partes relacionadas, hechos posteriores.

Introducción

En el presente escrito se presentará un análisis de las NIAS 550 y 560 referentes a los procedimientos y actividades relacionadas con la partes relacionas y a los hechos que ocurren entre la fecha de presentación de los estados financieros y la fecha de su dictamen. La elaboración del escrito tiene como marco de referencia las Normas Internacionales de Auditoría, con la finalidad de proporcionar al lector información concisa y confiable.

Marco teórico

NIA 550 Partes relacionadas

La norma 550 presenta la responsabilidad del auditor de llevar a cabo procedimientos de auditoría para identificar, evaluar y responder a los riesgos de representación errónea que surjan cuando la entidad no pueda explicar o revelar adecuadamente conforme al marco de referencia (NIF o NIIF), las relaciones, transacciones o saldos de las partes relacionadas.

En este contexto, cuando se habla de partes relacionadas se hace referencia a una persona o grupo de personas que tienen influencia significativa en la toma de decisiones de otra entidad. Así mismo, se dice que existe una influencia significativa cuando se tiene el control de las decisiones tanto financieras como operativas.

Partiendo de tal entendimiento, según la NIA 550 es responsabilidad del auditor verificar que la administración haya declarado dicho suceso desde el inicio de la auditoría ya que el entendimiento de las relaciones y las transacciones de la entidad con sus partes relacionadas permitirá que el auditor detecte los factores de riesgo de fraude que se puedan estar presentando así como poder llegar a la conclusión de si los estados financieros siendo afectados por dichas relaciones, se presentan razonablemente y no contienen errores.

Esta norma también expone que el auditor requiere investigar con la administración la identidad de las partes relacionadas con la entidad y la naturaleza de las relaciones, así mismo debe realizar otros procedimientos para identificar el riesgo, contabilizar y divulgar relaciones  y transacciones de las partes relacionadas para aprobar y autorizar otras transacciones y esquemas positivos que estén establecidos fuera del negocio. De igual manera, debe  estar alerta a la información de las partes relacionadas al revisar los registros y documentos ya que pueden existir posibles indicios de transacciones o relaciones que la administración no identifico o revelo al auditor.

Por otro lado la norma expone que el auditor debe identificar y evaluar los riesgos de representación errónea relacionados con las transacciones y relaciones entre partes relacionadas y determinar si estas implican riesgos significativos que pueden deberse a fraude.

De igual forma, se menciona que el auditor deberá diseñar e implementar procedimientos de auditoría que le permitan obtener suficiente evidencia sobre los riesgos evaluados de representación errónea relacionados con las transacciones y relaciones entre partes relacionadas, algunos procedimientos pueden ser confirmación o discusión sobre transacciones con terceros.  Cuando el auditor identifica relaciones que no fueron reveladas por la administración e implican riesgos significativos, el auditor debe solicitar a la administración la identificación de todas las transacciones con partes relacionadas e investigar porque los controles de la entidad no identificaron o revelaron las relaciones entre partes relacionadas, así mismo debe evaluar las implicaciones para la auditoría cuando la no revelación es intencional.

Por otro lado, cuando la entidad tiene transacciones con partes relacionadas fuera del curso normal del negocio el auditor debe verificar los contratos para conocer la razón del negocio, términos de las transacciones y determinar si esa información es consistente con la explicación de la administración.

La NIA 550 menciona que para que el auditor pueda formar su opinión sobre los estados financieros, debe evaluar que las relaciones y transacciones entre partes relacionadas han sido identificadas, contabilizadas y reveladas de acuerdo con el marco de referencia aplicable y si las relaciones impiden que los estados financieros sean presentados razonablemente o induzcan a algún error.

Finalmente se expone que el auditor debe obtener declaraciones escritas de la administración con relación a la identificación, contabilización y revelación de las transacciones y relaciones entre partes relacionadas. (Federación Internacional de Contadores, 2013a)

NIA 560 Hechos posteriores

La norma 560 presenta la responsabilidad del auditor con los hechos sucedidos después de realizada la auditoría de estados financieros ya que estos pueden ser afectados no solo por las evidencias que surgen a la fecha de los estados financieros sino también por aquellos hechos que suceden después de su desarrollo.

Se habla de hechos posteriores cuando se hace referencia a aquellos hechos que ocurren entre la fecha de los estados financieros y la fecha del dictamen del auditor.

La norma expone las siguientes definiciones con la finalidad de entender su contenido:

ü  Fecha de los estados financieros: es la fecha del final del último periodo cubierto por los estados financieros.

ü  Fecha de aprobación de los estados financieros: es la fecha en la cual todos los estados financieros han sido preparados y autorizados incluyendo las notas.

ü  Fecha del dictamen del auditor: es la fecha en la que el auditor dictamina los estados financieros.

ü  Fecha en que se emiten los estados financieros: es la fecha en la que el dictamen del auditor y los estados financieros auditados están disponibles a terceros.

Partiendo de tal entendimiento, según la NIA  560 el objetivo del auditor en esta norma es obtener evidencia suficiente de los hechos posteriores que se presenten desde la fecha de los estados financieros a la fecha del dictamen del auditor y responder a aquellos que pudieron ocasionar una modificación al dictamen. De la misma manera, según la norma 560 el auditor debe tener claridad de los procedimientos que se han establecido para reconocer que los hechos posteriores se han identificado y así estar alerta a cualquier suceso que pueda afectar los estados financieros.

Así mismo, en esta NIA se menciona que el auditor debe diseñar y aplicar los procedimientos necesarios que le permitan identificar los hechos que necesiten ajustes o deban ser revelados en los estados financieros y que se presenten entre la fecha de los estados financieros y el dictamen del auditor. El auditor al desarrollar dichos procedimientos debe tener en cuenta la valoración del riesgo de auditoría para determinar la naturaleza y alcance de los mismos y  para esto, debe solicitar una declaración escrita  a la administración donde se evidencie el ajuste o revelación de los hechos que se hayan presentado. 

En cuanto a los hechos descubiertos después de la fecha del dictamen pero antes de la emisión, la norma menciona que la administración debe informar al auditor cualquier hecho sucedido para que este esté alerta a comprender todos aquellos que puedan afectar los estados financieros y debe determinar si son necesarias modificaciones en tales estados financieros. Así mismo, el auditor deberá realizar un nuevo dictamen haciendo las aclaraciones pertinentes.

Finalmente para los hechos ocurridos después de la emisión de los estados financieros, la NIA menciona que el auditor no está obligado a realizar ningún procedimiento de auditoría relacionado con ellos a menos que este haya tenido conocimiento de los hechos en la fecha del dictamen. (Federación Internacional de Contadores, 2013b)

Conclusiones

A partir del escrito presentado se puede concluir que en la parte de la recolección de evidencia, el auditor debe estar muy alerta para identificar tanto los hechos posteriores como las partes relacionadas ya que si no se identifican tales acontecimientos la información financiera puede contener errores de importancia relativa.

Referencias

  • Federación Internacional de Contadores (2013a). Norma Internacional de Auditoría 550, Partes relacionadas (NIA-ES 550). https://www.icjce.es/adjuntos/niaes-550.pdf
  • Federación Internacional de Contadores (2013b). Norma Internacional de Auditoría 550,   Hechos posteriores (NIA-ES 550). https://www.icjce.es/adjuntos/niaes-560.pdf

Este usuario no tiene más noticias