Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

Podemos se hunde

27/05/2019 12:48 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Sin los ayuntamientos del cambio e irrelevante en casi todos los parlamentos regionales, Podemos pierde capacidad de negociación con Sánchez

Quizás el mayor error de Podemos es el propio Iglesias y sus decisiones personales. Su hiperliderazgo está asfixiando al partido, después de haberlo despojado de sus rostros más relevantes. Para muchos, el discurso ético natural de Podemos se ha diluido, o tal vez soló fue una mentira.

Es verdad que no existe una causa única, es más bien una suma de factores a cual más negativo. Aquel clima de protesta que recorría España y que lo alimentó se ha agotado. Es una pena que no hayan sabido capitalizar el enfado del país. Muchos pueden alegar que la situación social ha empezado a mejorar en parte y, como consecuencia, el malestar no es el de entonces. Yo no lo creo, más bien me parece que los ciudadanos se han resignado e Iglesias no ha sabido cambiar de marcha.

Otro factor a tener en cuenta es la distancia que han tomado con Pablo Iglesias todos aquellos movimientos y grupos que aglutinó a su alrededor y que conformaron la gran masa de votantes iniciales de Podemos. Pero, ¿por qué se alejan? Aunque me horrorice reconocerlo, por la dictadura soviética aplicada desde la dirección del partido.

Animalistas, antidesahucios, naturalistas, todos han ido abandonando el seno de Podemos, hasta el punto de tuvo que plantearse una alternativa trenzada con los restos de Izquierda Unida, una propuesta que sólo ha restado votos y escaños a la formación de Pablo Iglesias.

Otro hándicap para Iglesias es su pérdida de frescura y espontaneidad. Es paradójico, pero su apuesta por convertirse en un político sensato, centrado y hasta fiable ha hecho que desaparezca aquella novedad inicial. Iglesias se ha vuelto previsible y aburrido. Ya no trasmite. Además tampoco le ayuda nada la inconcreción en algunas cuestiones críticas.

Podemos no ha conseguido la necesaria transversalidad que exige ser una alternativa de gobierno, no ha sabido salir de la caverna tradicional de la extrema izquierda, pese a no serlo. Su discurso económico no ha sido suficiente para conseguir esa transversalidad, no han tenido en cuenta que el 90% de los españoles no saben absolutamente nada de economía.

Podemos no ha conseguido la necesaria transversalidad que exige ser una alternativa de gobierno

Jamás nadar en la ambigüedad ha convencido al elector; no posicionarse con la independencia de Cataluña, el juego de palabras sin pronunciamiento alguno o el equívoco quizás por interdeterminación con grupos como Bildu, para lograr esa anhelada transversalidad concluyente le han mermado integridad. Pero lo peor es que a Iglesias se le ha llenado la boca hablando de honradez, ética, decencia, virtud, probidad, justicia sin predicar con el ejemplo.

Otro hecho que no ha gustado de su personalidad egocéntrica es su constante proceder recriminando a diestro y siniestro, por ejemplo a Alberto Garzón, llamándole “cenizo" y poco patriota, cuando él mismo a apoyado sin límites en ocasiones a los filoterroristas de Bildu en el País Vasco y Navarra.

Es la aptitud de Iglesias la que ha introducido en las filas de Podemos la confusión. Y es Iglesias quien ha logrado con su discurso ambiguo que sus propios votantes se hayan escindido en las urnas. Lo peor es que esta confusión va a ir en aumento y la espantada de votos seguirá creciendo mientras Iglesias siga agarrándose a su cargo.

Todo esto la gente lo percibe aunque sea de manera imprecisa. Nota la inseguridad en las respuestas. Podemos suena a engaño, pero el engaño es Iglesias. Y su propio balance es que la trayectoria parabólica parece haber alcanzado su nivel de incompetencia más severo. Por favor, pero si se ha llegado al absurdo de un intento de mezclar el mensaje cosmopolita propio de la izquierda verdadera y progresista con la vanidad bolchevique inspirada por Verstrynge. ¿Hay aún solución? Pues la verdad es que es muy difícil. Salvo que Iglesias dimita y Podemos se reinvente con una marca propia, fuerte.

Si así se hiciera, serían personas completamente diferentes las que presentarían un verdadero programa progresista y lograrían, no me cabe duda, el total y absoluto apoyo de mucha gente predispuesta. Porque el socialismo sigue siendo de poco fiar.

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (217 noticias)
Visitas:
3441
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Organizaciones
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.