Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Paz escriba una noticia?

Me reservo el derecho de admisión

03/11/2011 02:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Javier PazGarcía

Comodije antes, el populismo, la demagogia y la estupidez no son exclusivos deninguna tendencia política. Hace poco el municipio cruceño prohibió a bares yrestaurantes que pongan el letreros advirtiendo que se reservan el derecho deadmisión.

Enprimer lugar, desde un punto de vista principista, la medida es una violaciónde la propiedad privada. Los bares y restaurantes son propiedad privada y losdueños deberían tener la potestad de decidir quiénes pueden entrar o no a supropiedad, de la misma manera que cada persona decide a quién invita a supropia casa.

Ensegundo lugar la medida es innecesaria. No se cuan generalizado es que losboliches discriminen a su clientela en base a raza o color de piel, perosospecho que no es algo frecuente. El dueño de un negocio está para hacerdinero y su mayor discriminante es quién puede pagar su producto y quién no. Noes una buena estrategia comercial discriminar sobre otra cosa que no sea lacapacidad económica del potencial cliente, y supongo que la mayoría de loscomerciantes evitan acciones que van en detrimento propio. Pero incluso siexistieran restaurantes que discriminan a su clientela en base a, digamos laraza, existe una oferta tan amplia de restaurantes y boliches en la ciudad, quesería irrelevante. Hay tanto para elegir, que no veo por qué una persona vayaelegir un lugar donde no es bienvenido y darle su dinero a personas que lodiscriminan.

Entercer lugar la medida es contraproducente, porque evita que el restauranteniegue el servicio a borrachos, drogadictos o pendencieros. Y si alguien entradesnudo, ¿el restaurante no se puede reservar el derecho de admisión? ¡Quéestupidez!

Encuarto lugar la medida evidencia mediocridad en el conocimiento del derecho. Seobliga a los locales a poner el letrero "Todos son iguales ante la ley". Yestamos de acuerdo que todos deberían ser iguales ante la ley, ¡pero losrestaurantes no son la ley! ¡O es que los meseros se van a convertir en jueces!Extrapolar el principio de la imparcialidad de la justicia (todos son igualesante la ley) y pretender aplicar ese principio a la venta de pollos yhamburguesas solo demuestra lo mediocre de sus impulsores. Un estudiante dederecho sabe (y conste que yo no estudie derecho) que la ley debe tratar atodos por igual, pero que los individuos en sus actividades privadas tienen elderecho a no tratar a todos por igual.

Porúltimo, deseo hacer notar lo siguiente: a menudo una norma que restringe las libertadesindividuales es justificada en base a un objetivo encomiable. En este caso seimpone una restricción a la libertad de los dueños de restaurantes con elpretexto de luchar contra la discriminación. De esa manera, quien proteste estildado de discriminador y racista. Y por supuesto, pocos se atreven a sermalinterpretados y ser víctimas del escarnio público promovido por lasautoridades. Es exactamente el mismo mecanismo que usó el gobierno central(salvando las diferencias de grado) cuando aprobó una ley que restringe lalibertad de prensa y expresión y la llamó "ley contra el racismo". Rechazar estetipo de medidas es indispensable para legar una sociedad libre y abierta a lasfuturas generaciones.

Santa Cruz de laSierra, 02/11/11

http://javierpaz01.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Paz (264 noticias)
Fuente:
javierpaz01.blogspot.com
Visitas:
335
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.