Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Libroscolgados escriba una noticia?

Santiago Calatrava: "No busco ser entendido, busco ser libre"

05/09/2014 02:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Con puentes levantándose en Jerusalén, Dublín, Dallas o Venecia; rascacielos en Chicago; un museo de fotografía en Qatar, un auditorio en Atlanta o el intercambiador de transportes bajo el futuro World Trade Center de Nueva York en construcción, Santiago Calatrava (Benimamet, Valencia, 1951) encuentra tiempo para dibujar y hacer cerámica. Es Baluard, el Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Palma de Mallorca, que muestra, hasta el 13 de abril, ese otro Calatrava: 63 cuadernos con dibujos a mano alzada, 20 esculturas y 24 cerámicas."Que la arquitectura se pueda entender como escultura, que hoy parece una moda, es algo muy antiguo. Basta leer 'Las catedrales', de Rodin""La arquitectura, como la pintura, permite a la persona proyectarse en ella. Que uno se proyecte en su obra es un derecho""Que haya polémica forma parte del contexto democrático en el que vivimos. Son cosas que uno tiene que pasar"Calatrava no vende sus esculturas ni sus dibujos. "En mi primera exposición me lo compraron todo en cinco minutos. Fue la última. Desde entonces guardo lo que hago", dice. Su obra Bou quedará tras la exposición como el nuevo emblema de la fachada marítima de Palma. Él quiere que sea "como las aspas de los molinos de viento que salpican la isla", pero la polémica envuelve ya esta escalera de cubos de bronce de 15 metros de altura.Pregunta. ¿Qué le lleva a seguir haciendo escultura en tiempo de edificios escultóricos?Respuesta. He hecho escultura antes que arquitectura. Lo primero que construí en mi vida, una cúpula en la que se podía tomar el baño, en Zúrich, era en realidad una escultura. Que la arquitectura se pueda entender como escultura, que hoy parece una moda, es algo muy antiguo. Basta leer el libro Las catedrales, del escultor Auguste Rodin, para entender que su aproximación a la arquitectura era de veneración. Los comentarios de Rodin los copió luego Le Corbusier enHacia una arquitectura. Entender los valores plásticos de la arquitectura no es nuevo. Es un modo tímido de reconocer que la arquitectura es un arte. Yo lo he creído siempre. Pero cuando era pequeñito yo quería ser pintor.P. Como Le Corbusier.R. No, Le Corbusier era relojero. Era un hombre extraño. Tergiversaba la realidad. Se apropió del discurso de otros de manera abusiva. En el fondo, no fue muy original.P. En Madrid construirá una escultura híbrida, del tamaño de un rascacielos. ¿Qué le lleva a hacer una escultura o un edificio?R. Hay una diferencia muy clara entre escultura y arquitectura: la funcionalidad, una servidumbre fundamental de la arquitectura. Pero la arquitectura, como la ingeniería, es penetrable. Y su relación con el paisaje es colosal. ¿Por qué decidimos intervenir con un hito en Madrid? La plaza de Castilla, donde se levantará la escultura, es un punto crucial, aunque la gente la entienda hoy como zona de paso. El tiempo dará la razón. Madrid se articula a lo largo de la Castellana siglo a siglo. Como el siglo XXI empieza de una manera triste, la transición al nuevo siglo es una estación de autobuses y un montón de edificios feos y especulativos. Así, la plaza de Castilla tiene hoy un carácter suburbano que se perderá en pocos años. Se consolidará y la belleza del paseo continuará. Esto ya ocurrió con la zona de Nuevos Ministerios en el siglo XX.P. Mucho antes de la era de los edificios-icono construyó puentes emblemáticos por todo el mundo. Ahora levanta rascacielos. ¿Qué busca aportar con las torres?R. Uno hace las cosas con gran curiosidad. Lo mismo en los puentes que en los rascacielos, pero la parte de escultor es la que aflora. Cuando proyecto, utilizo el material que he investigado haciendo escultura.P. ¿Qué investiga?R. Una cosa que me ha interesado siempre: el cuerpo humano, la columna vertebral, el reparto del peso y la fuerza. Como estas cosas se ajustan bien a un modelo de rascacielos, en la torre Turning Torso que levanté en Malmoe, puedo explotarlas. Ahora, ¿qué tiene de modélico ese rascacielos? Nada. Es todo anécdota pura.P. ¿Su arquitectura es anecdótica?R. Digo que no he inventado nada. La torre gira, sí. Y puede ocurrir que a partir de ahora otros arquitectos se pongan a hacer torres que giran y pretendan haber descubierto la helicoidal. Bien. Yo no la he descubierto. La descubrió Pere Compte, en las columnas de la lonja de Valencia, la descubrió Borromini.P. ¿Y usted la quiere actualizar?R. Lo que yo quiero es saber por qué. La razón primogénita por la que estamos de pie, por la que somos animales de dos patas. Yo veía que mis hijos, tengo cuatro, tardaban más de un año en ponerse de pie. Hay que aprender a estar de pie. No es fácil. Por eso es interesante investigarlo desde esa perspectiva elemental. Después de hacer el doctorado empecé a trabajar con los juguetes de mis hijos para investigar cuestiones dramáticas, como la expresión de las fuerzas.P. ¿Sus esculturas son entonces ensayos?R. Lo interesante es ver que en las piezas que se exponen aquí hay un trabajo de laboratorio que luego llega a lo que hago como arquitecto. En Chicago hubo una polémica sobre si debía coronar el rascacielos que construyo con una aguja o no. A la gente le interesan esas cosas: si subes dos metros más, si vas a ser el más alto, pero no le interesan los porqués. Un crítico lo entendió. Escribió que mi edificio era un todo. Y es muy difícil hacer de un edificio un todo. La superposición de elementos es algo muy común.P. ¿Está habituado a la polémica? En Venecia tiene oposición al puente que levantará sobre el Gran Canal, la polémica rodeó también la torre de Montjuïch, en Barcelona. ¿A qué lo atribuye?R. Construir en Venecia es difícil. Hace 125 años que no se levanta ningún puente. Hacerlo sobre el Gran Canal, que sólo tiene dos (Rialto y el de los Descalzos, porque el de la Academia es provisional) es más difícil. Pero las críticas son marginales. De hecho, el puente no ha dejado de hacerse. Lo vamos a montar estos días. La polémica de Montjuïch era muy local: discrepancias sobre si un elemento icónico funcionaba en un contexto que cambiaba. Mi criterio era señalar el lugar, otros pensaban otra cosa. Pero lo interesante era que, a pesar del rechazo de una élite local, la gente abrazó la torre. Apareció hasta en los billetes de autobús. Que haya polémica forma parte del contexto democrático en el que vivimos. Son cosas que uno tiene que pasar y que denotan la novedad de lo que se está haciendo.P. ¿Por qué gusta tanto a la gente y tan poco a los arquitectos?R. He querido hacer un trabajo personal. Insisto en decir personal porque no he trabajado nunca en un colectivo. Creo que la belleza de mi aventura como creador está en proyectarme, personalmente, en el trabajo que estoy haciendo. Cuando uno transgrede convenciones se hace difícil de entender. Pero no busco ser entendido. Busco ser libre. Si todas las flores fueran iguales, el mundo sería aburrido.P. Muchos arquitectos consideran que sus estructuras de hoy son poco sinceras, al contrario de lo que ocurría en sus primeros trabajos, como la estación de Zúrich.R. Visto desde ese punto de vista, la estación de Zúrich tampoco lo es. ¿Por qué utilizar columnas inclinadas? ¿Por qué pasar del hormigón al acero en lugar de utilizar un solo material? ¿Por qué utilizar mi mano para definir la forma de los pilares?P. ¿Por qué?R. Porque la arquitectura, como la pintura, permite a la persona proyectarse en ella. Uno podría decir que El entierro del conde de Orgazno es sincero. Porque nos enseña la gloria arriba, y eso no existe. Pero ahí está el cuadro de El Greco. Que uno se proyecte en su obra es un derecho.P. ¿Le duele que le llamen fallero?

R. No tanto por la ofensa como por el hecho de no ser entendido. Demuestran poco interés en entender.

Fuente: El País


Sobre esta noticia

Autor:
Libroscolgados (718 noticias)
Fuente:
libroscolgados.blogspot.com
Visitas:
2646
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.