Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

La Seguridad Social reconoce por primera vez a un empleado del metro de Barcelona que su cáncer de pulmón es por el amianto

0
- +
11/12/2019 09:12 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La Seguridad Social ha reconocido por primera vez en una resolución pionera que la causa del cáncer de pulmón que padece Antonio C. A., un extrabajador del metro de Barcelona, es una patología de origen laboral vinculada a la exposición al amianto, un material cancerígeno. A este empleado ya jubilado le detectaron la enfermedad en marzo de este año. "Creemos que el caso de Antonio puede sentar un precedente administrativo", ha declarado este miércoles su letrado, Jaume Cortés, del Col·lectiu Ronda, consciente de que la empresa presentará recursos y dilatará los plazos de la causa porque "sigue negando" que haya enfermedades profesionales entre su plantilla por el asbesto. "La resolución no es definitiva pero si se impugna iremos a juicio", ha asegurado su abogado. Antonio estuvo durante 32 años trabajando en los túneles de servicio del suburbano, entre 1975 y 2011. Trabajaba en los seccionadores, celdas muy estrechas que se aislaban entre sí con planchas de uralita (asbesto) que se taladraban levantando polvo con el que inevitablemente entraba en contacto. "Además, en los túneles, el amianto se quedaba en el ambiente cada vez que frenaban los trenes porque entonces las pastillas de metro contenían asbesto", ha relatado el afectado este miércoles en la sede del Col·lectiu Ronda, el gabinete laboralista que lleva su caso.Antonio ha explicado que en aquella época "no había protecciones" contra estas fibras indestructibles que con el tiempo se han destapado como altamente tóxicas: "La empresa no quería reconocer que era un trabajo sucio por lo que no te ponías protecciones", ha dicho. "Por eso quiero que la empresa dote ahora de protección a la plantilla, ya que entonces no hubo manera", ha añadido. Preguntado por si él y sus compañeros (uno de ellos falleció de cáncer del pulmón) eran conocedores de los peligros que entrañaba la manipulación de este material, Antonio se ha limitado a decir que "quien tenía que pedirlo era el Comité de Seguridad e Higiene en el Trabajo y no lo hizo, aunque en la política del comité de empresa de entonces no quiero entrar"."La realidad es muy tozuda y el amianto no perdona", ha afirmado Cortés, su abogado y el de otros trabajadores del metro afectados por el asbesto. Esta misma realidad que, según el comité de empresa, "sigue negando" la dirección de Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), ha llevado a que, de los dos expedientes abiertos hace 10 meses a miembros de la plantilla por dolencias relacionadas con el contacto directo con el amianto, se haya pasado a ocho, ha afirmado Ángel Muñoz, presidente del comité de empresa de TMB. Los casos actuales son el de un empleado con invalidez permanente; otro con un cáncer de pulmón cuya causa está recurrida ante el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), por lo que la sentencia no es aún definitiva; otros dos trabajadores con asbestosis (uno de ellos en activo aunque de baja) y cuatro casos de empleados que han muerto y a los que representan ahora sus viudas: tres murieron por cáncer de pulmón y el cuarto por un cáncer de pleura. Una vez reconocidas las enfermedades profesionales y su vinculación clara con el amianto, el segundo paso a seguir en los juzgados es reconocer que hubo deficiencias de seguridad en el desempeño de los trabajos de los afectados, ha relatado Cortés. El tercero es conseguir "compensarlos a ellos o a sus familiares, en caso de fallecimiento, con un incremento de sus pensiones y con una indemnización" por los daños y perjuicios causados. Además de empujar a abrir expedientes sancionadores administrativos a TMB. Tanto Muñoz como Cortés han querido remarcar este miércoles que, hasta ahora, los afectados por exposición al amianto eran mecánicos del metro, que lo manipulaban directamente con las manos. Pero que en los últimos meses se están abriendo expedientes a personal de mantenimiento de las vías, ya que el amianto deja residuos en estas. Aún quedan por retirar 300 toneladas de amianto del metro y el comité de empresa va siguiendo su retirada a través de reuniones mensuales con TMB en las que van apareciendo nuevas piezas susceptibles de contener asbesto. La estimación de los representantes de la plantilla es que los trabajos de desamiantado de la red duren entre dos y tres años más.

Más sobre

Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (48429 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
11
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.