Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Javier Paz escriba una noticia?

Sobre el trabajo infantil

30/07/2014 06:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Javier Paz García Hay gente tan ingenua que cree que si el gobierno hace una ley para que la soya produzca 40 toneladas por hectárea, pues la soya acatará y producirá 40 toneladas por hectárea; o que si lanza un decreto rebajando el salario mínimo a 1 centavo el mes, pues miles de empresas bajarán sus sueldos a 1 centavo y la gente seguirá trabajando por ese salario hasta morir de inanición; o que si prohíbe las armas, los criminales, se desharán de ellas y el crimen desaparecerá; o que si ordena que los niños no puedan trabajar hasta los 18 años, pues ningún niño trabajará hasta los 18 años y todos estudiarán y serán doctores. Precisamente el gobierno de Bolivia ha promulgado una ley que legaliza el trabajo infantil desde los 10 años, lo cual ha causado una avalancha de críticas. El problema en el que caen estos deficientes defensores de la niñez es sobredimensionar la eficacia de las leyes y no entender las consecuencias (a menudo contraproducentes) de las mismas. Como digresión hay que acotar que los principales responsables de los niños son los padres, y por tanto el trabajo infantil es la consecuencia de la irresponsabilidad paternal o de una situación de extrema necesidad. Exceptuando el caso de huérfanos y abandonados, culpar al Estado por un niño que trabaja es desviar la culpa de los principales responsables de los niños. Pero volviendo al tema, en Bolivia existen miles de niños que trabajan desde antes de los 10 años. Es iluso suponer que esa situación vaya a cambiar porque el Estado haga una ley. El trabajo infantil no depende de las leyes de un país, sino de su situación socioeconómica. Si los padres tienen suficientes ingresos para mantener a su familia, generalmente preferirán que sus hijos estudien, de lo contrario, pueden estar dispuestos a sacrificar su educación para aumentar los ingresos familiares. Una solución anterior a esta sería que las personas solo tengan el número de hijos que puedan mantener. La realidad es que en general quienes menos pueden son los que más hijos tienen y volvemos a un acto de irresponsabilidad donde el Estado no tiene culpa alguna. Un lustrabotas de 9 años no va a dejar de trabajar porque una ley dice que recién puede trabajar a los 10 o 12 o 25 años. ¡La ley no le da de comer! Por lo tanto que el gobierno dicte una ley para prohibir el trabajo infantil sirve de poco o nada. Que haya gente que se rasga las vestiduras por una ley que no cambia en nada la situación es politiquería, hipocresía y desconocimiento de la realidad. Santa Cruz de la Sierra, 20/07/14 http://javierpaz01.blogspot.com/


Sobre esta noticia

Autor:
Javier Paz (268 noticias)
Fuente:
javierpaz01.blogspot.com
Visitas:
175
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.