Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Grandespymes escriba una noticia?

Tigres y ciervos

0
- +
23/05/2020 11:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por José Javier Rodríguez Alcaide

La ecología nos indica que los depredadores dependen de sus presas; es decir, son interdependientes. Los tigres y los corzos son interdependientes si las dos poblaciones quieren subsistir. Si los tigres acaban con los corzos morirán por inanición al faltarle la carne de corzo para sobrevivir; pero si los tigres desaparecen los corzos se reproducirán de tal modo que acabarán con el monte bajo y también morirán por hacinación, enfermedades y falta de pastos.

La ecología nos enseña que para mantener en equilibrio las poblaciones de tigres y corzos se precisan conocer las tasas de reproducción de ambas poblaciones, la tasa a la que mueren corzos, cazados por tigres, así como la tasa a la que desaparecen los tigres a medida que desciende la población de corzos. También nos indica la ecología que esas poblaciones subsistirían dependiendo de la proximidad existente entre ellas, de la topología del terreno que habitan y de la asimetría entre un tigre y un corzo.

Esta metáfora ecológica viene como anillo al dedo en estos momentos de crisis para analizar la interdependencia entre intermediarios financieros y empresas. Cuando existe un equilibrio dinámico interdependiente entre cajas ? bancos en relación con empresas, las dos poblaciones se mantienen e incluso crecen. Pero si ese equilibrio se rompe, al principio caen las empresas (los corzos de este cuento) y luego caen cajas y bancos (los tigres de esta paradoja).

Cajas y Bancos engordan en demasía y muy precozmente a muchas empresas y ahora tienen hambre feroz de ellas. Si se quedan sin presas terminarán también desapareciendo estos intermediarios financieros y surgirán nuevas poblaciones financieras, menos depredadoras, escondidas y pegadas al terreno, adaptándose a la topología de la empresa, a su asimetría y a su cronotopo.

Es obvio que las empresas sin cajas y bancos no podrán subsistir pero tampoco subsistirán los intermediarios financieros que practiquen la política de comerse las empresas. Algunas entidades financieras mantienen el equilibrio entre ellas y las empresas recibiendo dación en pago de viviendas y suelos en tanto que esos mismos intermediarios están asfixiando a la población de pequeños gamos, que son las pequeñas y medianas empresas, por recortes de liquidez y adicionales exigencias de garantías, incomprensiblemente solidarias, olvidándose de la tasa de autoreproducción de éstas (su flujo de caja). Las que frenan la tasa de reproducción se están quedando magras y algunas van a ser comidas por tigres más grandes.

Deberíamos aprender de este movimiento cíclico entre tigres y corzos, a fin de que no desaparezcan ambas poblaciones. Esta metáfora puede no gustar pero es la pura realidad. Conviene recordarla para no volver a caer en el error reciente de alimentar corzos para luego comérselos.

José Javier Rodríguez Alcaide

Director de la Cátedra PRASA de Empresa Familiar

imageTwitterimageLinkedinimageFacebookimageTumblrimageemail

Sobre esta noticia

Autor:
Grandespymes (14138 noticias)
Fuente:
grandespymes.com.ar
Visitas:
4
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.