Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Qué es la válvula EGR: ¿Para qué sirve y cómo arreglarla?

04/03/2021 08:41 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El flujo de combustible es uno de los aspectos de la mecánica de los coches de combustión que necesita atención y mantenimiento, ya que en los elementos implicados en su correcto funcionamiento se pueden acumular residuos y suciedad que interfieran en el correcto funcionamiento del motor.

Además, con el avance de los años y de las medidas anticontaminación, se han ido incorporando dispositivos para paliar las emisiones propias de este tipo de motores. Entre estos, se encuentra la llamada válvula EGR que puede acabar dando problemas a la hora de conducir, sobre todo en los modelos de combustible diésel.

Esta válvula, también conocida como Recirculación de Gases de Escape, es obligatoria en España desde año 1996 y su función es la de recircular parte de los gases que salen por el escape hacia la admisión. Esta pieza reintroduce el humo de la combustión del motor en los cilindros para así reducir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y conecta los colectores de escape con los de admisión y su apertura.

Los fallos en este tipo de válvula suelen producirse por una acumulación de carbonilla, más habitual en los coches diésel, lo que provoca que la EGR no pueda abrirse y cerrarse correctamente. Además de los problemas en la conducción, la válvula EGR puede ponernos en un aprieto a la hora de pasar la ITV, por lo que si falla tampoco es muy recomendable anularla.

La mejor manera de curar siempre es prevenir. A través de la forma de conducir se puede reducir la acumulación de carbonilla, tratando de mantener las revoluciones del motor algo altas para evitar que se depositen partículas. Las limpiezas preventivas regulares también son aconsejables y si bien pueden hacerse de forma casera, desmontando la válvula, el proceso en un taller tiene un coste a partir de los 100 euros.

En el caso de que no pueda limpiarse y haya que sustituirla, el precio de la pieza varía entre los 50 y los 250 euros y todo el proceso puede llegar a costar 1.422 euros (según el Grupo Red Europea de Garantías de Vehículos) en los vehículos con la última tecnología. El precio medio se queda, sin embargo, en los 500 euros para limpieza y sustitución.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (15628 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
649
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.