Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ascohastalanausea escriba una noticia?

Venezuela: el Guernica Sudamericano

20/04/2017 10:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La intervención en Venezuela es inaplazable. Venezuela se desangra. Además, de no actuar con prontitud, el conflicto y sus consecuencias irán a más porque, como diria W. Churchil, "la guerra será larga porque los llamados a ganarla (el pueblo venezolano) aún van perdiendo"

Venezuela es hoy un estado fallido. La deriva del régimen chavista perpetuado por Maduro -el hijo de Chavez- ha dado un vuelco tan profundo a la sociedad venezolana que, a la fecha, no existe ni un solo mecanismo o institución -salvo el ejercito- que permita considerar que aquello sea algo mínimamente parecido a un estado.

Mientras la población cada día está mas famélica-con suerte pueden hacer una comida al día- el dictador se muestra cada vez más orondo, lozano, obeso, ¡gordo! dicho sea sin eufemismos. El control y distribución de los raros y escasos productos básicos, que aún se producen o importan, por el partido y el ejercito, produce espanto porque se destinan casi por entero al sustento de los cada vez menos partidarios del régimen, lo que permite su militarización para que, al modo norcoreano, obedezcan sin rechistar las consignas del dictador que no duda en sacarlos a la calle regularmente a enfrentarse a la mayoría opositora del pueblo. Un caldo de enfrentamiento civil que bien podría derivar en otra Siria. Tristemente, casi se puede distinguir a un chavista de un opositor por el aspecto y el peso. Es el enfrentamiento civil entre famélicos y orondos. 

El icono para la Venezuela de hoy sería el cuadro de Guernica. Un lienzo de 900.000 km/2 de horror, sufrimiento, devastación, desolación, caos, muerte, terror, rabia, miedo, incertidumbre, hambre, protestas, atropellos, opresión, represión, inseguridad, pillaje, saqueo, impunidad, delincuencia, corrupción generalizada, mafias, detenciones arbitrarias, represión, torturas, violaciones, suicidios, desapariciones, secuestros, prisioneros politicos, abusos de autoridad, ausencia de libertad y prensa, exclusión medico-sanitaria-farmacológica, trapicheo, trueque... que recrea fielmente la visión del infierno del genial Pablo Picasso.

Padres que no comen para que lo hagan sus hijos, enfermedades que no se pueden tratar, epidemias, contaminación, pensiones y subsidios que no se pueden pagar, bolívares sin valor, dolarización de lo que queda de actividad económica, requisitos imposibles para abandonar el país...

Padres que no comen para que lo hagan sus hijos

Y frente a ese infierno en vida, una comunidad internacional inerme y casi que mirando a otro lado. Una comunidad internacional que además es deudora de Venezuela desde la Segunda Guerra Mundial pués, junto a Argentina, fueron los principales paises refugio del éxodo que provocó la guerra en Europa además de continuas ayudas en productos de primera necesidad a los países en conflicto. 

Por no hablar de la inutilidad e inoperancia de la ONU que sería la llamada a imponer, incluso por la fuerza, la disolución del actual régimen y la convocatoria de elecciones. 

La intervención en Venezuela es inaplazable. Venezuela se desangra. Se vive una crisis humanitaria en toda regla sin corredores de ayuda que permitan paliar la situación por el férreo blindaje del régimen a cualquier injerencia exterior. Además, de no hacerse, el conflicto y sus consecuencias irán a más porque, como diria W. Churchil, "la guerra será larga porque los llamados a ganarla (el pueblo venezolano) aún van perdiendo"

AscoHastaLaNaúsea 


Sobre esta noticia

Autor:
Ascohastalanausea (267 noticias)
Visitas:
3188
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.